Los dirigentes de la pesca artesanal realizaron una denuncia pública contra la Asociación Gremial de Armadores Pesqueros (Asoarpe) y la Asociación Gremial de Armadores Artesanales de Mejillones (Asoarmej), quienes realizaron una petición ante la Subsecretaría de Pesca para que se aplique el Régimen Artesanal de Extracción (RAE) al recurso anchoveta en el norte del país, beneficiando a Corpesca.

El emplazamiento fue liderado por los dirigentes José Martínez Venegas, presidente de la Asociación Gremial de Pequeños Armadores Pelágicos, Pescadores Artesanales, Buzos Mariscadores, Algueros y Ramos Afines de Arica; Sergio Lizana, presidente del Sindicato de Tripulantes Artesanales Interempresas de Arica; y Gabriel Ramos, presidente de la Asociación Gremial de Cerco Mejillones.

“En la petición de Asoarpe y Asoarmej, una vez más está la mano negra de Corpesca. Para nosotros esta medida solo favorece a esta empresa, quien ve una posibilidad de ordenar y limitar a la pesca artesanal”, agregando que “se debilitará al sector, pues para muchos de ellos la operatoria no será rentable. Por consiguiente, se fortalecerá a los armadores, quienes tendrán más derechos e incluso -los pescadores perjudicados- podrían vender sus cuotas”, explicaron.

Además, reiteraron que aplicar una medida administrativa respecto de una fracción de la cuota global de captura de escasa incidencia en la condición de la pesquería objetivo, solo beneficia a Corpesca.

“No existen estudios que avalen una medida de este tipo”, recalcaron criticando que la iniciativa se esté discutiendo entre cuatro paredes, en forma desinformada, “más aún en desmedro del fraccionamiento de la cuota artesanal frente a la industria”, que en el caso de la anchoveta es de 84% para Corpesca.

Cabe señalar que, de aprobarse la medida, el principal criterio de asignación de cuota, irá en desmedro de los pequeños actores, porque se favorecerá a quienes más han desembarcado históricamente, sus volúmenes y frecuencias, impidiendo que exista una equitativa distribución de los recursos. Esto porque el régimen que se pretende instaurar constituye una forma de asignación de participaciones de captura de pesca, que tiene la particularidad que la asignación de la cuota es a las organizaciones artesanales y no a los pescadores individuales.

Los dirigentes también hicieron un llamado de alerta a las autoridades. “Es de conocimiento público la influencia que tiene Corpesca sobre estados dos asociaciones. Es más, según se ha sabido se obligó a sus afiliados a firmar un documento que autoriza el RAE a cambio de 15 mil toneladas de anchoveta que la empresa entregaría a la pesca artesanal. Esto debe ser investigado a fondo, para terminar con las malas prácticas que aún se mantiene y que le hacen daño a la pesca artesanal y el país”, puntualizaron.