Durante una actividad en la Escuela Militar, el comandante en jefe del Ejército, Ricardo Martínez se refirió a las distintas polémicas que ha enfrentado la institución en el último tiempo. En esta instancia, el uniformado reconoció nexos entre oficiales y el crimen organizado.

“Tenemos información de que hay oficiales y cuadro permanente que compra armas por la vía legal, que después las dan por perdidas, pero que lo que están haciendo es venderlas a grupos de narcos, de delincuentes. De eso estamos hablando”, reconoció Martínez.

Sin profundizar en el tema, el comandante pasó a referirse a lo complejo que ha sido enfrentar los casos de corrupción en la institución. “Los últimos siete meses para mí no han sido fáciles. Tener que enfrentar cada cosa. Y vienen más. Está el caso del FAM (Fondo de Ayuda Mutua), el del Milicogate que uno no sabe hasta dónde llega. Todo está activo”, lamentó.

En esa línea, Martínez aseguró que la corrupción no sólo es cosa del Ejercito, sino que otras instituciones también incurren en esto. “¿Es posible encontrar situaciones similares en las otras instituciones? Respuesta, sí. Lo que pasa es que estamos siendo investigados nosotros“, declaró, según consignó The Clinic, quienes accedieron la grabación de la actividad.

Respecto al homenaje al general en retiro Miguel Krassnoff, condenado a casi 600 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad, el comandante sostuvo que “por muy legítimas que sean las expresiones individuales, se den en el marco de la Escuela Militar”.

Asimismo, reveló que el director de la Escuela Militar, Germán Villarroel sí conocía el contenido del acto. “Conocía el libreto, no me digan que no, sí lo conocía. Sabía que iban a hablar A, B y C, que iban a leer las cartas y entregar las poleras. Y él tiene palabras de cierre. Ese era su último momento para hacer lo que tenía que hacer”, reclamó.