Durante este viernes, el ministro de Defensa Alberto Espina se reunirá con el comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez, para aclarar sus dichos sobre la venta de armas al narcotráfico que estaría siendo protagonizada por oficiales de la institución.

El hecho salió a la luz tras la filtración de un audio de Martínez frente a 900 oficiales, donde afirmó que “tenemos información de que hay oficiales y cuadro permanente que compra armas por la vía legal, que después las dan por perdidas, pero que lo que están haciendo es venderlas a grupos de narcos, de delincuentes. De eso estamos hablando”.

Al respecto, Espina sostuvo que “estas afirmaciones contienen hechos graves y frente a ellos lo que hemos resuelto es citar al comandante en jefe para que concurra a primera hora al Ministerio de Defensa y me informe en detalle el alcance y sentido de sus declaraciones en forma clara, precisa y contundente”.

Además, el ministro sostuvo que “vamos a tener esa reunión, vamos a esperar todas sus explicaciones, toda la información que nos dé en detalle y una vez que tengamos esa información se seguirán las acciones y cursos que correspondan”.

Sin embargo, Espina le bajó el perfil al caos, asegurando que según la información entregada por Martínez se trata de “hechos del pasado y que los advierte como fallas que ocurrieron y que están judicializadas (…), de público conocimiento, y la pone como un ejemplo de casos que son graves irregularidades”.