Boca Juniors le pidió formalmente a la Conmebol que se suspenda el partido de vuelta por la final de la Copa Libertadores.

La decisión de los xeneizes se da después del ataque que hicieron hinchas de River al bus del equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto.

“El club atlético Boca Juniors realizó este domingo una presentación formal ante la Conmebol para solicitar que la final de la de la Copa Libertadores se pueda disputar en condiciones de igualdad, tal como acordaron los presidentes de la entidad sudamericana, de Boca y de River, en el acta que firmaron el sábado en el Monumental”, señalaron en un comunicado.

En la misma línea, el club bonaerense precisó que “en la tarde de ayer Boca Juniors solicitó postergar el partido por los incidentes y se estableció como prioridad que el mismo pueda ser disputado en igualdad de condiciones. Luego de los hechos de violencia sufridos en las inmediaciones del estadio, de haber constatado la magnitud y gravedad de los mismos y las consecuencias que han generado en el plantel, Boca considera que esas condiciones no están dadas y solicita la suspensión del partido, así como la aplicación de las sanciones correspondientes previstas en el Artículo 18, para que la Conmebol actúe en consecuencia“.

El citado artículo puede hacer que se anule un resultado, la repetición de un partido o la obligación de disputar un encuentro a puertas cerradas, entre otras cosas.

Según indica Fox Sports, si la Conmebol no acepta la postura de la dirigencia de Boca Juniors, los jugadores disputarían la final de todos modos.