Tras una serie de auditorías que cuestionaron capacitaciones realizadas en 2017 y 2018, la Contraloría General de la República objetó el uso de 632 millones de pesos destinados a viajes de alcaldes y concejales en 28 comunas del país.

Aunque las autoridades recalcaron que los recursos fueron bien invertidos, según informó El Mercurio algunos ya los reintegraron ante los cuestionamientos.

La comuna de Camarones, ubicada en Arica, es la que registró la mayor cantidad de viajes, con 240 millones de pesos en 38 giras de seis concejales a países como Colombia, Perú, Brasil, Bolivia, Paraguay, México, España, Italia, Ecuador, Panamá, Uruguay, Argentina y Francia.

Los concejales de la comuna han reintegrado nueve millones de pesos de gastos de los viajes, aunque la Fiscalía abrió una investigación por presunto fraude al Fisco, el que no ha conseguido avanzar. Por ejemplo, el concejal DC Cristián Zavala ha viajado 13 veces entre 2012 y 2016, siempre financiado por el municipio de Camarones, cuya comuna recibió conexión eléctrica recién el año pasado.

Por su parte, la abogada del Consejo de Defensa del Estado (CDE), Ana Cortés, señaló que “no hemos tenido mucha colaboración del municipio”. En 2014, una reforma que se hizo a la Ley Orgánica de Municipalidades les entregó la facultad de financiar capacitaciones a concejales con objetivos de gestión municipal.

Arica es el segundo municipio con más cuestionamientos: seis concejales viajaron a Perú, Japón, Ecuador, Israel y Estados Unidos, con gastos que superan los 70 millones de pesos.

Los motivos de viaje son diversos y ambiguos: por ejemplo, dos concejalas de Montepatria acudieron a una capacitación de “Solución para el pie diabético e innovación en turismo”, que le costó 9 millones de pesos a la comuna fronteriza de la Región de Coquimbo. En el tercer lugar está Concepción, con cerca de 30 millones invertidos en el mismo ítem.