Como si fueran capítulos de una serie o entregas periódicas de una saga. Así es la estrategia comunicacional que ha puesto en práctica la defensa de Nicolás López, el director de cine denunciado por acoso sexual, para desacreditar mediática y públicamente a las mujeres que lo denunciaron.

En total son 10 los videos que el realizador preparó durante meses con la asesoría de su abogada, Paula Vial -contactada por Imaginacción-, y que compartirá por día  para ir desacreditando los testimonios que sustentan las acusaciones en su contra del grupo de actrices, según consigna La Tercera.

Conversaciones en chats de Whatsapp, audios, fotos, correos electrónicos, registros en video son algunos de los materiales usados por el propio realizador en los videos que creó y editó en sus tres meses de reclusión luego de que estallarán las acusaciones en la revista Sábado.

La idea de López es exponer su versión de los hechos no solo en fiscalía, como lo hizo durante las siete horas que duró su declaración hace unos días, sino que de forma pública y así contrastar las versiones de las víctimas con las suyas, convirtiendo el proceso judicial en una especie de web serie.

Es así como se publicó en una cuenta de Youtube llamada “El caso López” el primer video de casi 16 minutos en el que expone supuestas contradicciones de la actriz María Jesus Vidaurre entre su testimonio para la revista y el que entregó ante el Ministerio Público.

Es justamente parte de este material el que publicó Canal 13 en su noticiero del domingo a la hora de armar el reportaje en el que utilizaba las declaraciones de las actrices en fiscalía y las pruebas de la defensa del director de “Qué Pena Tu Vida”.

Esta estrategia que busca hacer que la opinión pública dude de la veracidad de las denunciantes, cuestione sus testimonios y así desacreditarlas en un proceso legal que está en curso, no es para nada nueva en casos de abusos sexuales en la industria del cine y la TV.

Solo basta con mirar el caso de Harvey Weinstein, el que se jugó sus cartas tanto en tribunales como en portadas de revistas y notas de prensa, en las que compartía, al igual que López, parte de las pruebas que presentaba su defensa. Así, compartía declaraciones de otras actrices que negaban haber tenido problemas con él o otras conversaciones en las que intentaba evidenciar que ninguno de sus aproximaciones sexuales fue sin consentimiento.

En el caso de Nicolás López, en el video va comparando extractos de las declaraciones de Vidaurre mientras una voz va narrando los encuentros que tuvieron, las fiestas a las que asistieron y las conversaciones que tuvieron, sacando las conclusiones que el denunciado busca instalar para salir libre de las acusaciones de las víctimas.