“Cuando fui presidenta pasé leyes de mejorar las condiciones, programas económicos, pedí perdón a nombre del Estado de Chile por toda una historia de discriminación, de injusticia”.

Así comenzó respondiendo la ex presidenta Michelle Bachelet sobre la muerte del peñi Camilo Catrillanca durante un operativo del llamado Comando Jungla, en entrevista con CNN en Español.

En su actual rol como alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, la ex mandataria destacó que “sin duda cada hecho nuevo como este, dramático, yo espero que se haga lo que las autoridades han señalado, que es una investigación profunda donde se puedan descubrir a los responsables y éstos sean llevados ante la Justicia”.

Bachelet, en cuya segunda administración se produjeron dos muertes de personas mapuche que jamás se resolvieron (José Mauricio Quintriqueo Huaiquimil y Víctor Mendoza Collío), aseguró que espera que “las instituciones funcionen en Chile para que su familia y el pueblo chileno sepan la verdad de los hechos y haya justicia”.

Te puede interesar: Sentencias sin cárcel e investigaciones vacías: Los mapuche muertos que Chile olvidó

En tanto que ante la pregunta de qué ha fallado entre la relación Estado y demandas del pueblo mapuche, la otrora jefa de Estado no fue del todo clara en su diagnóstico: “Creo que hay distintos tipos (de problemas)”.

“Por un lado -continuó indicando- es que políticas de desarrollo no siempre han llegado a los territorios de La Araucanía y otras regiones, de manera de que el pueblo mapuche pudiera salir de la pobreza en que muchas familias estaban”.

Finalmente, Michelle Bachelet remarcó que “hay que seguir avanzando con mucha fuerza para que el pueblo mapuche sienta respetada su identidad cultural y que pueda desarrollarse como cada uno de los que viven en Chile”.