Amanda Jara, hija del artista chileno asesinado por la dictadura, pidió al Gobierno un “mayor compromiso” en la búsqueda de justicia por el caso de su padre y exigió que sea impulsado el pedido de extradición del teniente en retiro Pedro Barrientos, actualmente radicado en Estados Unidos.

Jara declaró a Reuters que “entendemos que es un caso complicado, pero debido a los años que pasaron, sentimos que el Gobierno necesita comprometerse con energía, con abogados y recursos, para impulsar este pedido de extradición”. La mujer tenía 8 años cuando Víctor fue detenido en la Universidad Técnica, tras el golpe militar.

Durante el pasado 3 de julio, nueve militares en retiro fueron condenados a 15 años de cárcel por el crimen de Víctor Jara, ocurrido en el ex Estadio Chile. En la misma causa, Pedro Barrientos es apuntado como el autor material del crimen. En 2013, la Corte Suprema emitió una orden de extradición en contra del militar en retiro, quien vive en Estados Unidos desde 1990.

Pese a que Amanda Jara consideró el fallo como un “golpe a la impunidad”, la mujer lamentó que aún no hay avances respecto a Barrientos, de 69 años, quien ya fue declarado responsable de la muerte del cantautor en 2016, por un tribunal civil federal de Florida. 

El pasado 7 de julio, la Cancillería anunció que reactivó la solicitud de extradición del ex oficial. Entonces aseguraron que se trata de un caso “particularmente emblemático para nuestro país”, considerando la “enorme influencia en la cultura chilena y latinoamericana” de Víctor Jara.

Su hija asegura que las noticias recientes sobre el caso la han llevado a reflexionar sobre “Manifiesto”, canción en la que Jara escribió que “el canto tiene sentido cuando palpita en las venas del que morirá cantando las verdades verdaderas”.

Al respecto, Amanda señaló que “creo que probablemente sintió algo inminente, y escribió esa canción diciendo esto es lo que soy, y esta es la razón por la que canto”.