Camilo Catrillanca no habría manipulado ningún tipo de arma de fuego en los momentos previos a ser asesinado por una bala que impactó en su cabeza, en medio de un operativo del Comando Jungla en la comunidad de Temucuicui, en Ercilla.

Esa es la conclusión que se desprende, según fuentes cercanas a la investigación, del peritaje realizado por el Laboratorio de Criminalística de la PDI (PDI), que durante esta jornada descartó que existieran rastros de pólvora luego de analizar la ropa y el cuerpo del joven mapuche, según publica La Tercera.

Se trata de una de diligencias fundamentales de la investigación, debido a que permite dar cuenta de que Catrillanca estaba desarmado durante la tarde del 14 de noviembre al momento en que los uniformados irrumpieron en su comunidad, y según las mismas fuentes, en caso de que hubiera manipulado algún tipo de arma, los rastros de pólvora se habrían impregnado en su ropa y manos.

De acuerdo al relato de M.P.C, el adolescente de 15 años que se encontraba en el tractor junto a Catrillanca ese día, luego del tiroteo, los uniformados lo trasladaron hasta el Cesfam pero llegó hasta allá sin su ropa.

Por lo mismo, su abogado señaló que “solicitamos que se recuperase la ropa de Camilo Catrillanca, porque en alguno de los traslados, no sabemos si en los traslados policiales o en los centros médicos, su ropa desapareció”.

El defensor además explicó que se entregó el cuerpo de Camilo a su familia, estaba sin vestimenta, y que se pidió que ella se recuperara “porque pueden ser elementos probatorios de extrema importancia para eventuales pericias”.

Durante este miércoles además se conoció que la bala calibre 5.56 que impactó en el cráneo del peñi en Temucuicui salió de un fusil que solo portaban dos de los cuatro sargentos de Carabineros que estuvieron en el lugar: Raúl Ávila o Fabián Alarcón.

Cabe destacar que el sargento Ávila es el mismo que habría hecho trizas la tarjeta de video que registró el operativo, mientras que Alarcón es reconocido en algunos testimonios como el primero en disparar al tractor que manejaba Catrillanca.