Vecinos de La Legua denunciaron que Carabineros le dio una golpiza a una mujer embarazada en La Legua.El Comité de Defensa y Promoción de Derechos Humanos de La Legua señaló que los hechos ocurrieron el pasado 12 de noviembre cuando los efectivos policiales allanaron una casa bajo la excusa de que un uniformado había terminado herido con una piedra.

“Dichos funcionarios, frente a la negativa de los dueños de casa para permitirles ingresar sin una orden judicial, lanzaron gas pimienta al interior. Luego, entraron y allanaron la casa, atacaron a todas y todos los integrantes de la familia con golpes de puños, pies, lumas y armas sin distinguir entre mujeres embarazadas, niñas y adultos. En medio de esta desgarradora situación detuvieron a una de las integrantes de la familia, Quinny Jeréz, la arrastraron del pelo y la llevaron detenida inculpándola de ser responsable del delito de agresión a un funcionario de Carabineros. Hecho del que ella es inocente”, señalaron desde el comité.

Según denunciaron desde al organización los efectivos policiales actuaron con total impunidad y que incluso golpearon a una niña de 7 años.

“Nos parecen particularmente graves los golpes propinados a una niña de 7 años, que resultó golpeada con una luma, los ataques a una joven mujer con evidentes signos de embarazo y que fue golpeada intencionalmente en su vientre y lo sufrido por Quinny, detenida de forma arbitraria y culpabilizándola de un delito que ella no cometió. Quinny fue mantenida durante horas en un furgón policial, fuera de cualquier protocolo, sin aire y sin entregar información a su familia sobre su paradero. Luego en la Comisaría fue llevada a un calabozo, donde fue vejada al obligarla a mantenerse semi desnuda, solo con ropa interior, sin comer, acciones premeditadas, cargadas de violencia y amedrentamiento de género, que solo buscaban humillar y denigrar su dignidad“, agregaron.

Ante estos hechos el comité llamó a poner fin a la intervención policial que se ha instalado en La Legua por más 17 años.

“Exigimos condenar y dar de baja a todos los funcionarios policiales quienes amparados en las armas, la violencia y en nombre del Estado utilizan todos sus recursos para reprimir impune y diariamente a las pobladoras, pobladores, hombres, mujeres, niñas, niños y jóvenes de La Legua”, argumentaron.

Para cerrar, los vecinos exigieron que “Carabineros de Chile y la Intendencia de Santiago, responsable política del Plan de Intervención en La Legua, asuman la responsabilidad y procedan en consecuencia. Exigimos justicia y verdad, único medio posible de equidad y camino necesario para vivir en dignidad, sobre todo cuando de los más sencillos y excluidos se trata”.