El 29 de noviembre de 1974, los cineastas Carmen Bueno y Jorge Müller fueron secuestrados por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Ambos iban camino a Chile Films, donde trabajaban, cuando fueron detenidos y trasladados a los centros de detención y tortura de Villa Grimaldi y Cuatro Álamos.

Carmen era actriz y cineasta: había trabajado con Patricio Guzmán en su documental “El primer año” (1972). También producía programas infantiles para la TV y colaboró con cineastas como Miguel Littin y Silvio Caiozzi. En sus años de trabajo conoció a Jorge Müller, ya célebre por su dirección de arte y su trabajo como camarógrafo en la icónica “Batalla de Chile” de Guzmán.

A ambos los unía la pasión por el cine y la lucha por un Chile mejor. Ambos eran militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y compañeros sentimentales.

Con el objetivo de destacar, promover y relevar la producción nacional, así como de facilitar su acceso a todos los públicos, cada 29 de noviembre se celebra el Día del Cine Chileno, en homenaje a los jóvenes realizadores desaparecidos por la dictadura. 

Este jueves, en el Museo de la Memoria, se realizará una recreación de un set de filmación de los años ’70, con cámaras sistemas de iluminación y sonido antiguos, como una manera de evocar esa época.

A partir de las 15 horas se realizará un taller de sonido directo, ficción y documental, dirigido por Pablo Mardones y Carlos Arias. Luego, a las 17 horas, se exhibirá el documental “Descomedidos y chascones”, de Carlos Flores.

“Esta cinta, producida por el Departamento de Cine de la Universidad de Chile, indaga en la juventud de principios de los años 70 en sus diversas facetas, y debía ser estrenada el 11 de septiembre de 1973. Tras el golpe de Estado, temiendo la destrucción del material, Carlos Flores escondió la película en la Embajada Sueca, lugar en el que permaneció hasta 1980. En los años 80 comenzó a ser exhibida en muestras de carácter privado, así como en Madrid, Caracas, y La Habana. Fue reestrenada el 7 de septiembre de 2010 en el Teatro Antonio Varas de la Universidad de Chile”, explicaron desde el Museo de la Memoria.

En tanto, a las 18.30 horas se exhibirá “Crónica del salitre”, un documental de Angelina Vásquez filmado en 1972, que significó el debut de Vásquez como directora y de Jorge Müller como director de fotografía.

A través de un retrato de la Oficina Salitrera Alemania, poco antes de su cierre definitivo, se hace un recorrido por la historia del movimiento obrero en Chile, desde Luis Emilio Recabarren hasta el gobierno de la Unidad Popular.

Más tarde, a partir de las 19.30 horas, se exhibirá “A la sombra del sol”, dirigida por Silvio Caiozzi y Pablo Perelman. También se realizará un conversatorio con Perelman y Pepe de la Vega.

El largometraje rodado en 1974 recrea el viaje de dos ladrones por el árido desierto del norte chileno hasta que llegan a un pueblo fronterizo donde intentarán pasar desapercibidos. “Filmada en duras condiciones, tanto por el espacio geográfico como por el contexto político, fue el último trabajo en el que participaron Carmen Bueno, como continuista, y Jorge Müller, como camarógrafo; ambos fueron detenidos al día siguiente del estreno del filme, y permanecen desaparecidos desde entonces”, describieron.