“Le hice una pregunta a una niña que estaba al lado mío y el guía turístico me dijo ‘te me callas y me dejas hablar’”, y yo como “what?”.

Ese es uno de los episodios que narró Raquel Calderón sobre su viaje a Marruecos a Alfombra Roja, donde detalló momentos curiosos y otros más incómodos en que vio como el rol de la mujer era secundario y en ciertos círculos no tenía mayor voz.

“Yo pido una llave y se la pasan a Óscar (su acompañante en el viaje), yo hago una pregunta y le contestan a Óscar“, añadió la abogada que contó parte de su experiencia en su propia cuenta de Instagram, donde incluso recreó un diálogo que fue rápidamente replicado en diversos medios.

En la misma línea, subrayó que le tocó ver varias veces actitudes machistas, como que “hablan entre hombres, la mujer es el arroz graneado”.

Calderón agregó también que “hablan entre puros hombres y las mujeres en teoría deberían ser más calladas. Entendemos que es parte de la cultura”.

Eso sí, enfatizó en que “entre hombres son muy afectuosos, los amigos andan de la mano” pero que “la mujer camina detrás del hombre”, momentos en que la relegan al rol de acompañante.

Pese a lo anterior, aclara que no todos los momentos que vivió respondían a ese mismo comportamiento, lo que identifica como algo más “generacional”.

“Igual es generacional porque nosotros nos quedamos a dormir dos noches en el desierto del Sahara y las personas que trabajan en el campamento son hombres jóvenes mucho más abiertos con las mujeres”, finalizó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🐪🌴 El nombre de esta historia es: “como @ozcar destrozó mi opción de quedarme en Marruecos” Os: “Un tipo que miraba mucho a Kel a entrar a una tienda me pregunta: – Tipo: “Es ella tu novia?” – Os: No, es mi amiga. – Te doy 300 dromedarios (mal llamados camellos) por ella – Ella no está en venta. – ¿Cuántos quieres, 500? – Marruecos no tiene suficientes dromedarios que la valgan“. Y Os me tomó de la mano y me sacó del lugar mientras mi corazón se partía en dos 😭 luego el guía nos contó que esta broma la usan para entrar en confianza con los turistas pero que la práctica en realidad nunca existió, solo era un mito urbano. Yo quería quedarme en el Sahara 🤗🌴🐪 La historia continúa en @alfombraroja13 ❣️ @nedtrainingcentre @kamkamdunes #MarruecosByKel Makeup: por mi 😎

Una publicación compartida de Raquel Calderon Argandoña (@k3lcalderon) el