En mayo de 2018, las autoridades de la Iglesia Evangélica chilena asistieron a la “Marcha por Jesús” en Brasil, donde se reunieron con parlamentarios del país carioca. Estos encuentros se dieron en el marco de un plan entre las iglesias y diputados de la llamada “bancada evangélica” de Renovación Nacional  para aumentar su representación parlamentaria y su influencia en la agenda política del país.

Esta vez será el turno del diputado Eduardo Durán de salir del país en busca de nuevos nexos, donde comenzará con reuniones en Brasil con diputados y senadores evangélicos de ese país que pertenecen a distintos partidos políticos.

El parlamentario también se trasladará a Estados Unidos para sostener una reunión en Texas con el senador Ted Cruz, ex precandidato presidencial por el Partido Republicano. Un político conservador muy cercano al mundo evangélico en  EE.UU.

Además, el parlamentario viajará a Colombia también para reunirse con parlamentarios evangélicos-cristianos y también podría sumarse una cita con el diputado Gerardo Amarilla en Uruguay .

El objetivo de estas reuniones es buscar estrategias utilizadas en otro países para traerlas a Chile e implementarlas en las próximas elecciones donde buscarán expandir su bancada.

“La explosión en Latinoamérica y el auge que ha tenido la incorporación de políticos cristianos al servicio público nos dice que algo está pasando en el Cono Sur. Por lo tanto, tuve una buena respuesta de parlamentarios de Uruguay, Brasil y Colombia que también están interesados en el fenómeno de Chile, que es naciente, pero que ellos le ven una muy buena proyección en el futuro”, comentó Durán a La Tercera.

Por su parte, la diputada Francesca Muñoz (RN) también espera viajar fuera de Chile para generar vínculos con políticos evangélicos, puesto que en esta ocasión su agenda no coincidió con la del parlamentario.