La actriz Amparo Noguera fue notificada hace una semana de su despido de la estación pública, después de 24 años trabajando en diversas producciones. Esta vez, el área dramática de TVN no renovaría su contrato y las autoridades le informaron sobre un “receso”, argumentando que “el Estado debe definir claramente su relación con TVN”.

A la ola de despidos que se evidencia hace unos meses en áreas de prensa y producción se sumó su fin contractual, pese a que estaba considerada junto a otras actrices y actores como parte del elenco estable del canal. Noguera decidió pedir una reunión con los ejecutivos de TVN para revisar su situación.

“Y cuando me dieron la reunión -el martes de la semana pasada-, me comunican oficialmente que no iban a renovar el contrato porque el canal no estaba con proyectos”, señaló la actriz a La Tercera.

Pese a que ya estaba al tanto de la compleja situación económica del canal, Noguera reconoció que “sí me pilló un poco de sorpresa porque pensé que iba a tener una propuesta de negociación distinta a la que había hasta ahora. Pensé que iba a recibir algún tipo de oferta”.

A la vez, aseguró que la forma en que se dio su salida de TVN no fue la mejor: “No vale la pena analizarlas, porque de la forma que sea, el dolor que a uno le genera esto es tan grande, y me da mucha pena. Opté siempre por quedarme en TVN, teniendo posibilidades de elegir otros canales. Siempre confié en su proyecto y me da mucha pena que la crisis de TVN haya llegado hasta este lugar, y que el Área Dramática esté en esta situación de altísima fragilidad”.

Noguera manifestó su preocupación por la crisis de TVN e insistió en que “es un canal muy importante”. A la vez, descartó que la situación del canal se deba a sueldos millonarios. “No solo los actores nos hemos visto perjudicados en esta crisis. Muchos trabajadores del canal han sido despedidos, trabajadores que no tienen precisamente sueldos millonarios. Por lo demás, me gustaría agregar que la gente de la cultura en este país ha vivido permanentemente en una situación profundamente irregular económicamente hablando. Sin beneficios ni protección alguna. De repente puedes tener un muy buen sueldo y después te quedas sin pega durante muchos años”, señaló.

En la entrevista, la actriz recalcó que el problema tiene arreglo y precisó que “hay que saber qué es una televisión pública, el Estado debe definir claramente su relación con TVN. Creo que es un canal necesario para todos los chilenos y no es necesario que pase lo que pasó con el diario La Nación por ejemplo. Eso no es lo que quiero para TVN”.

A la vez, respecto a la situación financiera del canal, señaló que “me imagino que TVN podrá recibir apoyo estatal para que el canal no se pierda. No creo que sea bueno que TVN se privatice. No me gustaría eso y a nadie de las personas que trabajan ahí.

“En el Área Dramática, al menos, la partida de grandes directores fueron malos movimientos que se agudizaron con la partida de la Kena Rencoret y Vicente Sabatini. El Área Dramática se ha tratado de reconstruir, hay gente muy talentosa adentro; pero si me preguntas cuándo comenzó para mí esto es en ese momento”, cerró.