El día 23 de noviembre de 2018, don Williams Morales, histórico y emblemático activista de la causa de personas que viven con VIH/SIDA y además dirigente de la Red Nacional Pueblos Originarios RENPO, denunció graves irregularidades cometidas en relación a su tratamiento médico.

En dicha declaración, hizo referencia a haber sido parte del uso experimental de medicamentos por parte del asesor técnico del Ministro de Salud, doctor Carlos Beltrán Buendía, quien es además, presidente de la Corporación SIDA Chile.

Hoy, mi representado don Williams Morales, me ha informado que el doctor Carlos Beltrán, envió un correo electrónico masivo dirigido a organizaciones de la sociedad civil, a modo de descargos públicos respecto a lo expuesto por Morales.

Para quienes consideramos que la Salud es un Derecho Social y Fundamental de los seres humanos; violenta que una alta autoridad, asesor directo del Ministro de Salud, médico de profesión; haya atropellado directamente los derechos fundamentales de un paciente, su dignidad y su derecho y respeto a su vida privada.

En efecto, el comunicado del doctor Carlos Beltrán, expuso de forma pública, datos sensibles de don Williams Morales, sin su consentimiento; infringiendo directamente la ley sobre protección de la vida privada, dando a conocer el estado de salud presente y también del pasado de mi representado.

Ha infringido además, el Código Sanitario, en su artículo 127, al divulgar “recetas médicas, análisis o exámenes de laboratorios clínico y servicios relacionados con la salud” las cuales solo pueden darse a conocer con el consentimiento expreso de paciente el cual no lo ha otorgado.

Además, ha infringido la Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes, al revelar datos contenidos en la ficha clínica de mi representado, no estando justificado bajo ninguna de las causales que establece la ley. Toda la información que surja, expresa la ley, tanto de la ficha clínica como de los estudios y demás documentos donde se registren procedimientos y tratamientos a los que fueron sometidas las personas, será considerada como dato sensible.

Los terceros que no estén directamente relacionados con la atención de salud de la persona no tendrán acceso a la información contenida en la respectiva ficha. ¿Cómo se explica entonces, que don Carlos Beltrán haya tenido acceso al contenido de fichas de al menos tres establecimientos de Salud?

Finalmente, será necesario que las autoridades pertinentes investiguen una eventual violación del secreto profesional por parte del doctor Carlos Beltrán, considerando que fue médico tratante de mi representado, sumado a la vulneración de otras leyes vigentes de la República de Chile.