Por motivos de fuerza mayor me será imposible compartir con ustedes hoy día domingo y por ello expreso mis sinceras excusas a la Municipalidad de Valparaíso y a las organizaciones chilenas y extranjeras que han convocado a este encuentro netamente ciudadano que busca democratizar, desde la legítima base popular, el desarrollo sustentable de nuestras ciudades.

Nuestra fundación, que nace como una respuesta intransigente y contestataria ante el atávico abuso de las minorías poderosas e influyentes, es promotora de las políticas públicas, que en el ámbito del urbanismo, vivienda, patrimonio histórico, obras públicas y transportes, consideren la efectiva y vinculante participación ciudadana, lo que lamentablemente la nomenclatura del Estado Chileno aún no permite. Por ello nos consideramos disidentes del sistema, pues lo conocemos muy bien.

Tenemos la irrenunciable fe de que finalmente, mas temprano que tarde, en nuestro país y en toda latino américa se practicará la democracia, quitándole por lo tanto los espacios de dominios que hoy en día tienen los especuladores del recurso suelo, sus asociaciones gremiales empresariales que siempre actúan corporativamente y la banca prestamista, socia natural de los anteriores.

En esta ocasión le hacemos un llamado a los agentes públicos para que se liberen de las presiones que reciben de aquellos actores privados que desean aprobaciones de proyectos inmobiliarios “con errores”, eufemismo que se utiliza en Chile, cuando se trata de ilegalidades. Como somos declarados enemigos de la corrupción, los invitamos para que, sin temor a represalias de sus jefes, rechacen toda iniciativa mercantil que no cumpla la legislación sectorial.

Un abrazo solidario a los organizadores, expositores y fundamentalmente a la audiencia que está presente en este masivo acto porteño que será el preludio de los próximos y verdaderos tiempos mejores para todos y por ello tiene plena validez el título del seminario : Ciudades sin Miedo.

Desde la contaminada y saturada megalópolis de Santiago, los saluda atentamente.

Patricio Herman