Ana María San Martín, jefa del Departamento de VIH del Ministerio de Salud, presentó su renuncia al cargo tras las críticas por aumento en los contagios en el país.

Su salida se hará efectiva a fines de este mes y se relaciona con la demora en la implementación del Plan Nacional de Prevención del VIH, que fue lanzado en mayo pasado y tiene solo 254 centros de salud familiar -de los 500 existentes- con test rápidos disponibles. 

Al respecto, el ministro de Salud, Emilio Santelices, señaló que desconoce “las razones por las cuales ella haya renunciado. Las personas a veces completan su ciclo, quieren hacer otras tareas, y eso ya es una prerrogativa personal, en eso yo no me involucro, pero así tuve la información (de su renuncia) y es la que tengo hasta el día de hoy”.

A la vez, el secretario de Estado reconoció que la implementación del plan no ha sido tan urgente como le habría gustado y admitió que tendría que “ir más rápido”. Según cifras del ISP, los casos crecieron un 96% entre 2010 y 2017, mientras que solo entre enero y septiembre de este año se ha registrado un 21% de aumento.

Sin embargo, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, descartó que existan cuestionamientos a la labor de San Martín y descartó su vinculación del Minsal.

“Ella renunció como jefa del programa de VIH, pero no ha renunciado al Ministerio de Salud, ella sigue trabajando en el Minsal y probablemente nos seguirá aportando desde otro de los departamentos que son muy importantes”, aclaró.

La subsecretaria aseguró que la funcionaria se va a cambiar a otro departamento dependiente del Ministerio: “Ella pidió el cambio, el programa ya está implementándose y es una persona con mucha experiencia en el Minsal y que nos va a poder aportar desde su conocimiento en otro de los programas”, aseguró.