Ciudades sin Miedo Valparaíso fue el primer encuentro municipalista realizado en Latinoamérica y, como tal, pensamos que fue un acontecimiento político que va a tener consecuencias de corto, mediano y largo plazo.
La propuesta municipalista de reinvención de la democracia desde las ciudades se vuelve hoy más crucial que nunca ante las derivas neofascistas de la etapa neoliberal que se despliega en nuestra región y más allá. Y para profundizar en esta propuesta vamos a necesitar toda la inteligencia colectiva que seamos capaces de generar.
En este sentido, las tres jornadas de este encuentro implicaron un importantísimo proceso de construcción de ese tipo de confianza política que sólo puede generarse mediante vínculos cara a cara. Intercambios y aprendizajes mutuos donde la construcción de ciudades igualitarias, inclusivas y diversas pudo desplegarse en toda su complejidad.
Estamos convencidos de que, en la actual coyuntura, la construcción de ciudades sin miedo pasa por asumir que, para combatir la violencia urbana y el avance de las derechas, tenemos que lograr materializar lógicas políticas de desarrollo urbano más igualitarias, abiertas a toda la diversidad de ideas, sensibilidades y formas de vida que constituyen la verdadera riqueza de las ciudades.
En este sentido, el encuentro en Valparaíso fue una inestimable ocasión para el intercambio y visualización de iniciativas que, desde los territorios, desde la confrontación de procesos concretos, con o sin apoyo estatal, logran poner en el centro de la experiencia colectiva una convicción compartida: que la democracia consiste en gente común haciendo cosas fuera de lo común.

Concejal de Rosario por Ciudad Futura