Daniel Jadue no dejó tema sin hablar este miércoles en conversación con Rayén Araya en #AquíYAhora. La “universidad popular”, la muerte de Camilo Catrillanca, Aula Segura, el desafío de la izquierda de instalar un nuevo modelo de seguridad, y hasta del el debate sobre mejorar el sueldo mínimo y establecer un sueldo máximo comentó el alcalde de Recoleta.

“Ha tenido una respuesta maravillosa, en menos de un día y medio ya teníamos 2.500 propuestas de curso desde Chile y del extranjero y a los pocos días ya habían 2 mil alumnos pre inscritos”, detalló sobre la recientemente puesta en marcha de la Universidad Abierta de la comuna de Recoleta.

Esta nueva iniciativa de Jadue, que se suma a la farmacia, óptica y prontamente librería popular, comenzará a dar clases en abril del próximo año y la convocatoria de alumnos termina el 28 de diciembre. Eso si, por si no estaba claro, Jadue subraya que “no entrega títulos ni grados, no compite con el espacio que usan las universidades tradicionales, tiene como objetivo democratizar el saber y el conocimiento”.

“Aquí nadie paga por ir a clases y a nadie se le paga por hacer las clases“, destaca el jefe comunal que adelanta que están en conversaciones con las cuatro universidades estatales de la Region Metropolitana que se sumarán al proyecto, para que algunos de sus académicos y alumnos vayan a hacer clases a la universidad de Recoleta.

Y Jadue tiene más que clara la importancia de este proyecto: “La educación es la herramienta de transformación social mas importante que ha existido a lo largo de toda la historia”, apunta, aunque advierte que no desde todos los sectores se ha visto con buenos ojos esta aplaudida iniciativa.

“El Mineduc ha querido plantear, que esta discutiendo solo, como lo hace este gobierno que discute solo con todo el mundo, que no cumplimos con los requisitos para ser universidad. Nosotros no le vamos a ir a preguntar, no nos interesa su aprobación, no necesitamos su aprobación para funcionar“, aclara el alcalde.

Salario mínimo y salaria máximo

“La gente todavía cree que somos enemigos de la propiedad privada”, comenta Daniel Jadue, quien enfatiza, muy por el contrario de esta creencia sobre el Partido Comunista, que “nosotros somos los únicos que defendemos la propiedad privada porque según todos los economista, de todos los sectores, la propiedad privada nace del trabajo”.

Y añade que “entonces, cuando a un trabajador se le paga menos de lo que vale su trabajo, hay un empresario que le está quitando parte de su propiedad privada todos los meses para generar toda su propiedad privada que no proviene de su trabajo, sino del trabajo de otro”.

Incluso, la máxima autoridad de Recoleta resume así su perspectiva sobre el sueldo mínimo: “Lo que planteamos qes que cada persona gane lo que vale su trabajo, ni un peso más ni un peso menos. Entonces no solo tenemos que plantear el sueldo mínimo sino el sueldo máximo, porque tal como no hay trabajo por simple que sea que valga el mínimo, no hay trabajo por complejo que sea que valga 20 millones de pesos todos los meses”.

“Es un tema moral, ético y de justicia”, sentencia, Jadue, quien también hace un crítica hacia los sectores de izquierda por la forma en que encara diversos temas desde el lenguaje y la óptica de la derecha.

Seguridad y Aula Segura

“Parte de la izquierda sigue discutiendo la seguridad ciudadana, que es el lenguaje de la derecha. Nosotros en Recoleta discutimos a partir del concepto de seguridad humana, que es un proyecto de seguridad mucho más comprensivo, global, que de lo que se trata es sacar de la sociedad la incertidumbre, miedo y la inseguridad y esa tesis termina con la delincuencia”, expone.

Es por lo esto que continúa profundizando que “entender la seguridad desde la izquierda es una deuda que pasa por instalar el tema de la seguridad humana, comprensiva , no como esto que hace el gobierno que quiere más seguridad en los colegios e instala el Aula Segura”

“No estamos de acuerdo con eso. En Recoleta tenemos prohibido expulsar en nuestros colegios, tenemos co gobierno estudiantil hace 5 años, tenemos participación de la comunidad completa en las decisiones y no tenemos ni tomas ni paros hace años“, apunta como uno de los logros de cambiar el enfoque sobre seguridad.

Debido a esta evidencia es que indica que “el gobierno entiende poco, por no decir nada, lo que es la seguridad. La gente lo que quiere es ser visible y cumplir sus sueños y el gobierno lo que hace es expulsarlos y que les caiga todo el peso”.

Pero no solo sobre la política implementada es crítico, sino que también sobre el lenguaje que se emplea a la hora de referirse a estos episodios, y sobre todo, a las mismas personas. “Más encima con un lenguaje brutal, no propio de un Presidente, esto de decir que tenemos ‘delincuentes disfrazados de estudiantes’. ¿Te imaginas si alguien tuviera la brutalidad de decir que tenemos un estafador de bancos disfrazado de presidente? Nadie lo aceptaría”.

Las heridas que deja Camilo Catrillanca

“Seguimos discutiendo las demandas de La Araucanía con los conceptos de la clase dominante. No vamos a llegar a puerto y el gobierno opta por hacerlos invisibles y mandarlos a matar“, asegura Jadue sobre las deudas y demandas que tiene el pueblo mapuche.

Y es que para el alcalde PC este es un “problema político y hay que partir estableciendo que todo derecho que tengamos para nuestros ciudadanos tenemos que hacerlo extensivo a las primeras naciones. Si alguien de la derecha cree que el derecho a la propiedad no se puede violentar, entonces devolvámosle todas las tierras que fueron arrebatadas y robadas a las primeras naciones con la anuencia del Estado”.

También recordó el apoyo irrestricto que le entregó el gobierno a Carabineros cuando se comenzaron a conocer las informaciones de que Camilo Catrillanca había resultado muerto durante un operativo del Comando Jungla y que recién cuando se supo que los cuatro uniformados, hoy en prisión preventiva, habían mentido, hicieron algo al respecto.

Este amor filial, porque son parte de su sector, que la derecha y la derecha más extrema siente por las Fuerzas Armadas no les permite ver nada más que lo que a ellos les gusta, que es que defienden sus intereses en minutos claves de la historia del país, y los tiene inhabilitados para gobernar con ellos y para resolver estos problemas”, zanja.

Revisa la entrevista completa de Daniel Jadue acá (desde los 26 minutos):