El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia habilitó la candidatura del presidente Evo Morales, quien podrá inscribirse en las primarias previas a las elecciones de 2019. De este modo, el Mandatario logró frenar el intento de la oposición de invalidarle para un cuarto mandato consecutivo. 

Tras una reunión de emergencia celebrada a última hora del lunes, el órgano electoral adelantó la decisión para la que tenía plazo hasta el próximo sábado y que también habilita al vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, como binomio de candidatos del oficialismo para las primarias de enero de 2019.

En una declaración a los medios, la presidenta del tribunal, María Cristina Choque, señaló la decisión de habilitar varias candidaturas, entre ellas la de Morales, para las primarias del próximo 27 de enero, que son la instancia previa a las elecciones generales de octubre de 2019.

La decisión se da a conocer dos días antes de la llegada a La Paz de marchas desde diversos puntos de Bolivia, de quienes piden que se respete el límite constitucional que estipula un máximo de dos mandatos consecutivo. Los detractores de Morales reclaman respeto al referéndum que en 2016 negó al Presidente una reforma de la Constitución para eliminar dicho límite.

En 2017, el Tribunal Constitucional admitió una demanda del oficialismo y autorizó la reelección indefinida, asegurando que prevalece un artículo de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, firmada por Bolivia, que permite el derecho a un mandatario a ser elegido sin limitación.

Morales gobierna desde el 2006 y es el presidente que más tiempo suma en el poder en toda la historia de Bolivia. De triunfar en 2019, el Mandatario sumará su cuarto mandato consecutivo.