Los despidos masivos que han afectado a cientos de trabajadores de TVN tiene al canal contra la espada y la pared, por lo que al parecer llegó la hora de dar un giro en el timón para que la estación pueda salir de la crisis en la que se encuentra.

Es por eso que desde el gobierno trabajan en una nueva ley orgánica para Televisión Nacional, la que no solo acabe con la hemorragia financiera que se vive al interior, sino que cambie el rol del canal.

Las autoridades buscarían que la propuesta tenga el consenso de la oposición antes de llegar al Congreso con le documento para que avance rápidamente.

Y hasta el momento, la principal opción que se baraja el modelo de la TV española, es decir que TVN no compita por publicidad como el resto de los canales privados y que sean estos los que apoyen financieramente.

Esto, ya que desde el Ejecutivo no ven con buenos ojos que el Estado entregue recursos para la estación televisiva y se decantarían por un modelo sustentable y que entregue un rol diferente, más definido y de alcance más acortado.

Junto a ello, se plantea la posibilidad de establecer un directorio que funcione con mayoría simple para facilitar la toma de decisiones, ya que hoy se necesitan para implementar cambios cinco votos de siete.

Esto tiene que ver también con las declaraciones que entregó el presidente Sebastián Piñera en el programa del mismo canal “Llegó Tu Hora”, donde sostuvo que “soy partidario de la televisión pública no gubernamental. Tiene que ser un proyecto sustentable. Definir el rol, cuál es el esquema de financiamiento y gobernanza de su directorio”.

De acuerdo a lo indicado por El Mercurio, el diputado de Evópoli Luciano Cruz-Coke y su par socialista Marcelo Díaz jugarían roles clave en esta materia, ya que se reunirán con la ministra de la Segegob, Cecilia Pérez, para debatir sobre la nueva ley orgánica.