Sigue la discusión por los viáticos que se entregan en el Congreso. Las altas cifras que han estado en la discusión pública sumaron hoy un nuevo antecedente luego de que se revelara que los parlamentarios reciben una asignación de $193 mil mensual por el “desgaste” de sus autos.

Esta información fue revelada por el diario La Tercera, que dio a conocer que este monto es otorgado a cada parlamentario que utilice su auto personal en su trabajo.

“Cuando se trate de vehículos de propiedad del senador o el diputado inscritos a su nombre en el Registro Nacional de Vehículos Motorizados, e informados previamente al Senado o la Cámara como vehículos destinados a apoyar la función parlamentaria, se podrán financiar con cargo a este ítem las mantenciones y reparaciones necesarias para garantizar sus condiciones de uso y seguridad”, señala una resolución del Consejo Resolutivo de Asignaciones parlamentarias.

Este ítem es independiente de los gastos en los que incurre el Congreso para pagar el combustible, estacionamiento y peajes, que ya están cubiertos.

Esta asignación surgió después de que en 2009 se generara un escándalo por el mal uso de recursos debido a que en esa época se entregaban recursos a libre disposición que daba pie al uso irregular de estos dineros.

Después de analizar diversas soluciones, entre las que se barajó la compra de vehículos para cada parlamentario, la contratación de una empresa de taxis o proveer autos por Leasing, se optó por establecer esta medida.

Esta norma fue actualizada en junio pasado, pero data desde el 2011, año en que la asignación era de $100 mil mensual.