El ministro del Interior, Andrés Chadwick, declaró este miércoles en calidad de testigo como parte de las indagatorias por el homicidio de Camilo Catrillanca, el pasado 14 de noviembre, durante un operativo del Comando Jungla en la comunidad de Temucuicui.

El testimonio de Chadwick forma parte específicamente de la investigación para esclarecer la obstrucción a la justicia, y por eso llegaron hasta La Moneda los persecutores a cargo del caso: el fiscal regional de La Araucanía, Cristián Paredes, y el director de la Unidad de Derechos Humanos de dicha jurisdicción, Roberto Garrido, quienes esta tarde deberían regresar a Temuco.

Esta diligencia busca esclarecer las responsabilidades políticas por el asesinato del joven mapuche que tenía 24 años, y luego del encuentro con los fiscales, Chadwick señaló que no puede dar a conocer cuáles fueron sus declaraciones, pero que es su deber cumplir con el proceso.

Durante la mañana de este miércoles se conoció que también el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, entregó sus declaraciones al caso también en calidad de testigo, según confirmó la vocera de gobierno, Cecilia Pérez. De este modo, Chadwick y Ubilla se suman a las autoridades de Carabineros que este lunes prestaron declaraciones: el general director de Carabineros, Hermes Soto; y el ex director de Orden y Seguridad de la institución, Christian Franzani; el auditor general de esta rama.

La declaración de Chadwick además fue entregada luego de que durante la tarde del martes fuera interpelado por la diputada Emilia Nuyado (PS) en la Cámara, también con el propósito de que explicara los antecedentes y el actuar policial tras el homicidio.