A través de un recurso de amparo buscan defender los derechos de Erika Poblete, una joven que realiza su servicio militar en el Regimiento Chacabuco de Concepción y quien se encuentra bajo arresto hace cinco meses, sin permiso para salir a visitar a su familia durante los fines de semana.

Su madre Graciela Velasco relató a BioBio desde Lebu el caso de su hija, quien tiene prohibida la salida del regimiento desde junio pasado. Desde el Ejército aseguran que se trata de una medida por faltas a la disciplina de la recluta.

El fin de semana pasado la joven pudo abandonar la unidad militar solo para acudir a una hora con el dentista. En la instancia, el Ejército advirtió que la joven estaba con arresto hasta fines de año. “Tuve que ir yo a hablar para que la dejaran asistir, porque ella está arrestada hasta fin de año”, explicó Graciela.

Ante el complejo escenario, su familia decidió contratar la asesoría del abogado Oscar Ulloa para denunciar la situación. Tras ello, el profesional anunció la presentación de un recurso de amparo por posible maltrato psicológico y detención ilegal.

Desde el Ejército aseguraron que la recluta ha realizado sus salidas de fines de semana de forma “normal, con la sola excepción de las oportunidades en que se ha encontrado de servicio o en campañas de instrucción al igual que el resto del contingente de esa unidad”. Además, aseguraron que se contactaron con la familia para aclarar la situación, que provocó el inicio de una investigación.