La cartera que dirige el ministro Emilio Santelices acaba de adjudicar los emblemáticos y millonarios contratos del Hospital Dr. Sótero del Rio (ID 884-109-LR17) en la suma de $293.543.773.587 y del Hospital Provincia de Cordillera (ID 884-122-LR17) en la suma de $131.962.909.533 al consorcio que conforma la empresa SACYR, en total $425.506.683.120 (USD $ 619.369.262)

El monto total adjudicado a SACYR por ambos contratos supera con creces la oferta del Grupo Chino Qingjian, cuya oferta combinada por Hospital Dr. Sótero del Río de $234.488.508.782 y Hospital Provincia Cordillera de $104.421.564.688, sumaba un total $338.910.076.470. Estas ofertas del Grupo Qingjian fueron desechadas por el MINSAL, ejecutándole las boletas de seriedad de la oferta en un proceso irregular para sacarlo de carrera, justificado en base a un resquicio legal, vinculado al título de uno de los ingenieros participantes. La oferta del grupo chino por ambos proyectos es de $86.596 millones de pesos más baja que la oferta de SACYR (USD $  126.050.374), presentándose con ello un gigantesco menoscabo en el patrimonio fiscal. En la propuesta Hospital Sótero del Río SACYR estaba en 4° lugar.

Lo curioso es que SACYR  Construcción S.A (una de las dos empresas que forman la UTP de licitación), en su oferta presenta capacidad económica negativa en más de $154.972.263.000 de pesos (USD $ 225.578.258) y que ambas empresas que conforman esta UTP, es decir Sacyr Construcción S.A y Sacyr  Chile S.A. las suma de sus capacidades económicas totales es también negativa, por lo que debió declararse inadmisible de acuerdo a las bases de esta licitación.

Sin embargo todavía se investiga a SACYR por los defectos y vicios constructivos señalados por la Contraloría General de la Republica en el hospital de Antofagasta, que a la fecha no han sido resueltos como son las materialidades de las tuberías sanitarias y otras situaciones cuestionadas a la fecha que funcionan en forma deficiente como las instalaciones eléctricas, control centralizado, climatización, etc.

No es extraño estos hechos ya que el Ministro Santelices, cuando fue interpelado por la diputada Marcela Hernando sobre la contratación de ejecutivos ligados a fraudes en hospitales respondió: Sobre Barros y su trayectoria en Antofagasta, Santelices señaló que “no sólo fue una tremenda oportunidad, sino que un tremendo valor, porque nos ha permitido conocer lo que ocurre en terreno, con las botas puestas”.

Respecto del ingeniero Luis Barros Rodríguez, quien fue encargado de concesiones del Minsal durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, luego trabajó en Sacyr, la poderosa empresa española a cargo de la concesión del Hospital de Antofagasta, ahora, con la nueva administración de Piñera volvió a la sección de inversiones y obra del Minsal.

Por último, Hernán Marambio, ex fiscal del MOP en el caso de la concesión del Hospital de Antofagasta y actual Jefe de la Unidad de Monitoreo del MINSAL, fue sindicado en su momento por Contraloría como “responsable” de las irregularidades en favor de Sacyr. Adicionalmente Marambio emitió en favor de Sacyr certificaciones falsas del profesional Jefe de Terreno Fernando Sanchez López de SACYR, quien nunca estuvo en la obra Hospital de Antofagasta. Este mismo profesional hoy aparece en el equipo profesional de Sacyr, con el mismo cargo para las licitaciones de Sotero del Río y Cordillera de Puente Alto, donde curiosamente el certificado cuestionado, presentado en otras licitaciones, esta vez no lo presenta e incluso tampoco aparece la obra de Antofagasta en su CV. Dicho certificado fue denunciado por la diputada Hernando ante la Contraloría General de la Republica; entidad que a la fecha no se ha pronunciado públicamente.

Todos estos antecedentes darían cuenta de una puerta giratoria sin parangón en las licitaciones públicas del ministerio, y en donde le correspondería al ministro Santelices aclarar cuál es el tremendo valor de tener en el MINSAL a cuestionados ex ejecutivos de SACYR, empresa favorecida con estos dos millonarios contratos en su cartera.