Luego de 16 años de militancia, el diputado Ignacio Urrutia confirmó su renuncia a la UDI. Ahora, el  parlamentario aseguró que buscará ayudar que José Antonio Kast llegue a La Moneda y para eso se sumó al movimiento de ultraderecha Acción Republicana.

Urrutia aseguró que renunció la semana pasada, por lo que ni siquiera participó de las elecciones internas realizada el pasado domingo. Además, aseguró que tomó la decisión “cuando me llegó la notificación del Tribunal Supremo pidiéndome explicaciones por unos dichos míos. Yo no estoy dispuesto a dar explicaciones ni al Tribunal Supremo ni a nadie”.

El parlamentario señaló que “en la UDI yo no me he sentido muy cómodo en el último tiempo (…) Hay varios parlamentarios que cada vez que yo hago una declaración salen a criticarme sin ninguna razón, porque se podrían quedar callados si no les gusta lo que yo digo. Eso me ha molestado de sobremanera y, por lo tanto, no creo que sea el momento de seguir”.

Además, en la previa a su renuncia, Urrutia habría mandado un mensaje por WhatsApp a sus cercanos, asegurando que tras la muerte del dictador “los cobardes, los Judas, los traidores, los que le dieron vuelta la espalda al gobierno militar (…) le hicieron un daño enorme al partido”.

El nuevo militante del Movimiento Acción Republicana se mostró optimista sobre el futuro de Kast y señaló que “tiene posibilidades de llegar a ser Presidente de la República y lo vengo acompañando desde hace un tiempo (…) Creo que tiene posibilidades y para eso hay que ayudarlo, solo no lo va a lograr”.

Por último, aseguró que no es el único parlamentario que apoya a Kast y que otros podrían seguir el mismo camino. “Soy el primer diputado en renunciar, pero no voy a ser el último. Con toda seguridad más parlamentarios van a renunciar a sus partidos para apoyarlo“, cerró.