Este miércoles, la Corte Suprema decidió acoger el recurso de nulidad presentado por Francisca Díaz, la joven de 24 años que fue condenada a tres años y un día de pena remitida luego de haber denunciado por violación al ex fiscal subrogante de Hualaihué, Willy Fahrenkrog.

A fines de noviembre pasado, el Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal de Puerto Montt condenó a la joven por el delito de denuncia calumniosa, luego de que se iniciara un juicio en su contra al haber sido demandada por el mismo Fahrenkrog.

Los hechos se remontan a febrero de 2016, cuando ambos se conocieron en persona en Puerto Montt después de haber conversado durante un tiempo en Tinder, y luego Whatsapp. En ese entonces Francisca era estudiante de Derecho de la Universidad Austral de Chile mientras que Willy se desempeñaba como fiscal subrogante de Hualaihué, localidad ubicada en Hornopirén, región de los Lagos.

Aprovechando un viaje de trabajo del denunciado a Puerto Montt, la noche del 12 de febrero ambos fueron a un bar y, luego, la denunciante lo acompañó a buscar un hostal para los días que duraría su estadía en la ciudad. Fue cuando por fin encontraron con uno que ocurrió la agresión, pese a las negativas de la joven frente a la insistencia del abogado por tener relaciones sexuales.

La joven denunció los hechos ante la justicia, pero a los tres meses se determinó el sobreseimiento de la causa, es decir, se cerró la investigación sin atribuir responsabilidades.

El recurso de nulidad es una acción judicial que busca que se invalide el juicio oral y/o la sentencia dictada por un tribunal de menor jerarquía.

La abogada Orietta Llauca, de la Coordinadora por la Defensa de las Víctimas del Poder, explicó a Cooperativa que decidieron acudir hasta el máximo tribunal debido a que la determinación “no está garantizada en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt debido a los lazos de parentesco que existen al menos entre un ministro de la Corte, un testigo y un fiscal que fue clave a la hora de hacer la denuncia”.