Daniela Rojas es una de las hermanas de Romina Rojas, la mujer que falleció tras ser diagnosticada en la Clínica Las Condes con crisis de pánico siendo que sufría un fatal episodio de tromboembolismo pulmonar en septiembre del 2017.

La noticia se dio a conocer no con el fallecimiento de la joven que días antes había dado a luz y se había sometido a una cesárea, sino que con la querella que interpuso la familia por lo que califican como un actuar negligente por parte del recinto médico.

Es en ese contexto que Daniela escribió hace unos días un contundente mensaje criticando las declaraciones oficiales emitidas por la clínica, específicamente por la defensa realizada por la directora de la clínica, May Chomalí, quien intentó explicar todo señalando que los “antecedentes de Romina la convertían en una paciente normal, sin ningún tipo de riesgo. Existe una clasificación para el riesgo, que es internacional, y ella no cumplía con esos factores”.

“Si usted Dra. Chomali, con una mano en el corazón, aún sigue creyendo que la Clínica hizo todo lo que pudo…entonces que más se le puede pedir? a parte de sugerirle que descuelgue su diploma de adonde sea que lo tenga colgado y en ese mismo clavo ponga su delantal blanco“, escribió en su cuenta de Facebook.

También destaca que “esto no se trata simplemente de una compensación y que esto debiese también para usted tratarse de un mea culpa que le permitiera analizar el caso clínicamente y humanamente”.

Incluso la interpelación continúa directamente indicando que “usted debiese ser capaz de vislumbrar las causas de la seguidilla de errores que cometieron y ser además capaces de reconocer como en un determinado punto los protocolos internos de la Clínica pueden costarle la vida a un paciente u obstruir toda chance de poder sortear un riesgo y hacer todo lo posible por salvarle”. 

“Simplemente la diagnosticaron como crisis de pánico y se sentaron a mirar a una paciente sana y joven, que sufrió casi por tres días, a pesar de todas las solicitudes de ayuda que la misma Romi y sus familiares hicieron”, añadió.

Incluso describe que fueron “tres días de taquicardias constantes e hipoxia (saturación de O2 <90%) indicadas por su monitor. Tres días sin nunca haber podido ponerse de pie ni haber podido siquiera dar pequeños pasos a causa del dolor en sus piernas y opresión que sentía en su pecho”.

“Tres días durante los cuales además hubo desmayo y desvanecimiento. Días en que a la Romi, mamá primeriza como lo hemos sido muchos de nosotros, fue tratada como paciente con crisis de pánico, y fue catalogada como ‘Paciente emocionalmente inestable y llorona’ (con esas mismas palabras escritas por su ginecóloga Dra. Said en su historia clínica)”, añadió Daniela Rojas.

Finalmente, adelanta que harán una fundación en honor a su hermana, la que inicialmente podría llamarse Fundación Romina Rojas Zarhi.

Revisa el testimonio completo acá: