Durante el pasado jueves, a través del medio local Sic Noticias, funcionarios del Ministerio de las Culturas de Valparaíso denunciaron haber sorprendido a uniformados de civil instalados en la azotea del edificio institucional en labores de inteligencia. 

Los individuos se encontraban monitoreando los movimientos de los trabajadores portuarios en el edificio ubicado a un costado de la Plaza Sotomayor en la ciudad puerto. Ambos funcionarios habrían estado manejando un dron que les permitía grabar a distancia, algo que fue detectado por los funcionarios de la cultura.

Se trataría de personal uniformado civil, quienes fueron sorprendidos en la última planta del edificio estatal y se negaron a dar explicaciones. Uno de ellos incluso fue identificado como el teniente de Carabineros Carlos Gajardo, quien al verse amenazado comienza a grabar y a pedir los nombres de los trabajadores que lo interpelan. El otro fue reconocido como el cabo primero Eliesel Robles.

Los policías fueron increpados duramente por los trabajadores del lugar, quienes les recalcan que no son periodistas y no cuentan con autorización para realizar dichas labores en el lugar. En las imágenes, incluso se aprecia una maleta negra con equipos para el monitoreo.

Ante la falta de explicación de los individuos, los funcionarios públicos los desalojaron del lugar en medio de gritos de “Váyanse, sapos”, “cobardes, no les cree nadie” y “desclasados”. A la vez, uno de los trabajadores resume: “Ellos son carabineros y están en la terraza del Ministerio de la Cultura espiando a los trabajadores del puerto. No se quisieron identificar y hoy los trabajadores los desalojan pacíficamente”.

Mira los videos a continuación: