Un total de 3.841 denuncias ciudadanas son las que recibió, hasta noviembre de este 2018, el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) contra los canales nacionales durante este año por contenidos exhibidos que fueron criticados por las audiencias. Y de ese grupo, el canal que cuenta con la mayor cantidad de denuncias es Canal 13.

La estación televisiva de Andrónico Luksic lideró casi todos los meses el ránking del CNTV como el canal con mayor cantidad de denuncias, siendo su noticiario “Tele 13” y su matinal “Bienvenidos” los espacios más cuestionados, en un año en que se dieron a conocer las denuncias de acoso y abuso sexual por parte de actrices contra Herval Abreu, el ex director de teleseries del área dramática del canal, a las que se sumaron las acusaciones contra el también director Nicolás López.

Pero Canal 13 no está solo, ya que durante estos últimos 365 días se han registrado varias polémicas que han marcado tanto a la parrilla programática como la agenda nacional con temas como la discriminación, el racismo, el negacionismo histórico e incluso la defensa del pinochetismo. Acá te dejamos los que consideramos son los tres episodios más importantes y que han cruzado a casi todos los canales de la TV abierta.

A favor de la tortura

Fue el lunes 18 de junio cuando Chile despertaba con la noticia de que Margarita Ancacoy Huircan, una trabajadora del aseo en la Universidad de Chile fue brutalmente asesinada por cinco hombres en plena Calle República en lo que inicialmente iba a ser solo un asalto.

Días más tarde, los ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana fueron detenidos y derivados a la cárcel Santiago Uno, donde los hombres fueron torturados con golpes, vejámenes de distinta naturaleza y hasta golpes de corriente eléctrica. Tal como mostraba un registro que fue publicado en redes sociales y masivamente compartido.

No solo la prensa estuvo interesada en esa noticia, sino que matinales abordaron la situación, exhibiendo los registros, sometiéndolos a discusiones en sus paneles, las menos con profesionales en seguridad y la mayoría solo con rostros del canal, quienes emitieron opiniones en las que avalaban la tortura que recibieron por ser extranjeros, disfrazando esa postura como una represalia justa, o derechamente como un acto de venganza válido por parte de otros reos que también están recluidos en la cárcel por otros delitos.

Y una de las que más tajante y repercusiones generó fue justamente la conductora de “Bienvenidos” de Canal 13, Tonka Tomicic, quien dijo que “estos delincuentes, estos criminales, tienen solamente lesiones leves. Aunque me traten de lo que sea: bien merecido“.

Otra panelista que sumó a estas palabras, pero desde TVN, fue Macarena Tondreau la que sostuvo que “apoyo el derecho de los animales, pero no el de las bestias. Para mí estas personas son bestias y los golpearon otras bestias. Yo hubiese hecho lo mismo. A lo mejor no con mis manos, porque soy cobarde”.  No solo al CNTV llegaron reclamos, sino que el propio INDH tomó acciones al respecto.

La dictadura de Maldonado

El 2018 quizás más que otros años, el pinochetismo y el negacionismo de las violaciones a los derechos humanos estuvo más presente que otros años en la pantalla chica. No solo por las palabras del diputado Ignacio Urrutia quien en abril tildó a las víctimas de la dictadura de “terroristas” en pleno Congreso.

Una de los bastiones de la televisión de la dictadura y que sigue inexorablemente en los estudios de Mega es Patricia Maldonado, quien no ha escondido nunca su admiración y respeto por lo obrado por el dictador Augusto Pinochet. Y fue justamente ella quien se encargó de llevar el discurso a la TV. El primer episodio protagonizado este año fue cuando relativizó que haber salido de la dictadura militar haya sido algo positivo.

En un segmento de “Mucho Gusto” de Mega en Febrero, Bombo Fica hablaba sobre el comienzo de la transición a lo que Maldonado agregó que “y después de que se juntaron esas personas y cambiaron, mira cómo estamos ahora pos hueón”, bromeó, añadiendo que “chuta que hemos cambiado pa’ bien”. El resto de los panelistas y el animador José Miguel Viñuela reían a carcajadas.

Te puede interesar: Pinochet TeVe: ¿Quiénes son los responsables del negacionismo en la tele?

Durante varios meses se creó una campaña en la que se solicitaba sacar a la otrora cantante de pantalla, pero no fue hasta el jueves 2 de agosto que se volvió a cuestionar la presencia de una justificadora de las violaciones a los DD.HH. en la TV abierta y el encargado fue el actor Alejandro Goic, quien asistió al matinal de Mega para promocionar la teleserie “Casa de Muñecos”, pero que cuando se dio cuenta que aparecía Maldonado, decidió, en vivo, retirarse del estudio.

Este acto abrió la puerta para que más personas del mundo de la TV, el espectáculo y la cultura tomaran el micrófono para criticar también su presencia en pantalla. Sin embargo, lejos de afectarle, Maldonado siguió mañana a mañana en el espacio matinal, incluso fue defendida por Raquel Argandoña (Canal 13) y Luis Jara (Mega) de críticas emitidas por Luis Gnecco, quien las trató de “viejas ignorantes”.

Justamente otro episodio que comparten Argandoña y Maldonado fue uno más reciente y protagonizado por su programa en Radio Agricultura, donde apuntaron contra Camila Vallejo y Karol Cariola, a quienes trató de “pinganillas de piso flotante, son de buenos perfumes, de iPhone, cremas caras, peluquerías de barrio pa’ arriba , van a veranear a Cachagua o se van a Miami en primera, ellas jamás van a ir a Cartagena”.

Lejos de tomar las críticas, Maldonado las quiso devolver, criticando a las personas que la cuestionaron, señalando que “utilicen las redes sociales para hacer obras sociales y no desprestigiar a la gente. ¡Dejen de llamarse democráticos! ¡Dejen de llamarse solidarios!“.

Discriminación en la TV

Las noches de los jueves del primer semestre eran sinónimo de Vértigo, el programa de conversación con famosos chilenos en Canal 13 y cuyo segmento liderado por Yerko Puchento era un éxito seguro. Sin embargo, este 2018 el personaje que creó Daniel Alcaíno también tuvo sus momentos complicados no sin buscárselos él mismo.

El jueves 1 marzo era una jornada especial para el programa, ya que tenían invitada a una de las actrices chilenas más importantes del año Daniela Vega, quien protagonizó la película ganadora del Oscar “Una Mujer Fantástica”.

Hasta ahí todo bien, el problema surgió que en la rutina de Yerko, en la que habitualmente se burla de los presentes y mezcla sus comentarios con la contingencia, llegó caracterizado como haitiano y dijo que “no lo puedo creer, maravillosa… ¡Una Mujer Fantástica con Coco… fueron las dos películas que más me gustaron”.

Pero este no fue el único capítulo en el que la TV no se llevó bien con la diversidad sexual y la identidad de género. De hecho este segundo fue bastante escalones más arriba en agresividad. Se trata del tour que hizo Marcela Aranda, la activista y vocera del “Bus de la Libertad”, por varios canales compartiendo su discurso contra la homosexualidad y la diversidad de género.

Algunos de los puntos más criticados en su aparición en “La Mañana” de Chilevisión, fueron en los que Aranda dio a conocer el nombre legal de su hija, Carla González Aranda, se refirió a ella en todo momento en masculino –al igual que los animadores del programa, Rafael Araneda y Carolina De Moras– y que “su hijo está con el diablo y ella con dios”.

Ya en los descuentos del 2018, una última celebridad criolla que protagonizó un noticia por sus dichos homfóbicos fue el cantante Alberto Plaza, quien el miércoles 21 de noviembre visitó el programa “Llegó tu hora”, donde indicó que “enseñarle a lo niños, meterle a los niños chicos, un tema de la sexualidad que no está de acuerdo a su edad, no corresponde, hablarles de estos temas que los pueden confundir y hacer caminar por una vereda que no es necesariamente la que ellos tienen, es una canallada, porque eso no se le puede hacer a un niño”.

“Es una canallada hablarle de transexualidad a un niño de 5 años, porque no le podemos quitar la inocencia”, añadió en esa oportunidad el cantante, quien también ratificó que él ve a Daniela Vega como un hombre indicando que “yo comprendo la realidad de ella” y que “tiene una percepción distinta de sí misma de la que yo tengo”.