Desde octubre de este año, Fernanda Bachelet Coto (27), Ingeniera Comercial de la Universidad Católica y sin estudios de posgrado es jefa de la oficina comercial de Chile en Nueva York, Estados Unidos, tras ser designada por el presidente Sebastián Piñera.

Por su cargo, la profesional recibe un sueldo mensual de más de 10 millones de pesos. Bachelet es hija del empresario Ricardo Bachelet Artigues, viejo amigo de juventud del actual Mandatario, además de ser su antiguo socio en CMB Inversiones y algunos otros proyectos inmobiliarios. Según informó La Tercera, el empresario es primo en segundo grado de la ex presidenta Michelle Bachelet.

Además, Bachelet Coto es una de los 12 directores comerciales que el Gobierno designó este año en el extranjero. Solo uno fue elegido a través de concurso: el designado para Corea del Sur. El puesto es uno de los mejores pagados por el Estado: en promedio, los directores de las 31 oficinas comerciales de Chile en el mundo ganan más de 9 millones y medio de pesos.

Según el medio, las altas remuneraciones se explican por el rol estratégico y altamente especializado del cargo, complementando la labor de embajadores y cónsules. Sin embargo, este año solo uno de los 12 puestos fue elegido a través de concurso. El resto fue seleccionado por el jefe de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) o por Piñera, como ocurrió en cinco casos.

El director de Promoción de Exportaciones (ProChile), Jorge O’Ryan aseguró que “todos los directores comerciales son verdaderos embajadores de Chile, tú no puedes mandar a cualquiera para afuera. Aquí se le hizo un coaching durante un mes, nosotros necesitábamos un perfil joven porque Nueva York tiene mucho que ver con industrias creativas, innovación y emprendimiento”.

Además, señaló que “es tan bien lo que lo ha hecho, que tenemos felicitaciones internacionales. Por ahí tengo las cartas del director de ProPerú destacando el gran trabajo que ha hecho Fernanda”.

A juicio del director de ProChile, “la institución hace un proceso súper transparente, buscamos un perfil técnico, se les entrevista y se les pide planes de negocio. Para el cargo se requieren muchas habilidades blandas, tienen que armar una cadena de network, pasan por cedazos sicológicos y papeles de antecedentes como cualquier postulante. La mayoría tiene posgrado y nadie pertenece a un partido político”.

Por ahora, se está analizando un reestructuración del sistema de agregados que permitiría ahorrar al Estado, con la reducción de algunas oficinas comerciales. Finalmente, en junio de 2019 entrará en vigencia la ley que moderniza la Cancillería y crea una subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales, que remplaza a la Direcon. En este escenario, los nuevos agregados serán nombrados previo concurso, donde se considerarán factores como “estudios y cursos de formación educacional y de capacitación, experiencia laboral y competencias específicas para el desempeño de la función”.