Durante la semana pasada, el ex general director de Carabineros Bruno Villalobos pasó de ser procesado como cómplice de tormentos con resultado de muerte en la investigación por el fallecimiento del estudiante universitario Patricio Manzano, en 1985, a quedar con libertad bajo fianza.

Sin embargo, la defensa de Villalobos presentó el 19 de diciembre un recurso de amparo contra el ministro en visita Mario Carroza por haber iniciado el proceso sin antecedentes, se alegó en el documento. Y ahora se dio a conocer la respuesta que entregó en un informe el 21 de diciembre a la corte.

“Hemos de enfatizar las razones elementales, entre otras, que el suscrito tuvo para dictar este auto de procesamiento, como el contenido contradictorio de las propias declaraciones judiciales rendidas por el amparado”, señala el escrito según consigna La Tercera.

Para puntualizar, los hechos que Carroza califica como contradictorias hacen referencia al lugar en el que se encontraba Villalobos cuando se realizaron los actos de tortura que terminaron en la muerte de Manzano en la Comisaría de Los Andes en dictadura.

Lo anterior, porque la ex cabeza de Carabineros había sostenido que no estuvo en el recinto y que no se bajó del bus de Carabineros en el que se trasladó a los detenidos.

Declaración que luego se contradiría en su segundo testimonio, ahora en calidad de inculpado, cuando reconoció que sí estuvo en el lugar donde fue llevado detenido el universitario de la Universidad de Chile que viajó a Los Andes para trabajar en labores de reconstrucción.

“El proceso actualmente se encuentra en estado de sumario y producto de las diligencias efectuadas han surgido nuevos y mejores antecedentes que han llevado a quien suscribe a considerar que existen presunciones fundadas para estimar que al amparado le cabe participación en el delito”, añade el texto de Carroza.

El abogado de Villalobos, Ángel Valencia finalmente depuso la acción una vez su defendido quedó en libertad bajo fianza.