Darwin Zambrano fue uno de los cuatro puntajes nacionales de la Región de Atacama y a la vez, uno de los seis puntajes máximos en la PSU de Historia en todo el país. Hoy, ya tiene definido su sueño de estudiar Derecho en la Universidad de Chile, pero no sabe si podrá cumplirlo.

Aunque obtuvo el beneficio de la gratuidad, Zambrano no tiene recursos económicos para pagar su estadía en otra ciudad. A diferencia de los otros estudiantes de la región que lograron puntaje nacional en Matemáticas, a él no lo ha contactado ningún plantel universitario.

En conversación con SoyCopiapó, el joven señaló que “se siente un poco de rabia, exclusión, ya que a varios puntajes nacionales los han llamado de varios lados pero a mí nada y fui uno de los pocos puntajes nacionales de Historia que hay en el país, se siente prepotencia sobre todo (…) la gratuidad la tenemos, pero el drama, por así decirlo, sería la estadía y transporte”.

Junto a su familia, Darwin busca opciones en el municipio de Caldera o con alguna casa de estudios: “Nos hace falta, me gustaría estudiar Derecho (…) espero que nos llegue algún aporte de dinero o alguna residencia, algo para poder costear el costo de vivienda y poder estudiar allá, es mi meta”.

Claudia Chávez, madre del joven que logró puntaje nacional en historia, sostiene que espera que aparezca una opción y recalca que no es “solo para mi hijo, sino que para todos los niños que a lo mejor están truncados en eso, de regiones, y nosotros que estamos un poco olvidados allá en Caldera por ser provincia, y ojalá nos llamen, no solo a mi hijo, también le puede estar pasando a otros niños”.