Luego de que se conociera la noticia de la negativa de estudiantes de tercero medio a leer el libro “La esquina de mi corazón” de Pedro Lemebel en el Liceo San Francisco de Quito de Independencia por considerar “asqueroso” al autor en razón de su orientación sexual, este martes se conoció la desvinculación del docente que les encomendó dicha lectura. 

La decisión de no leer al escritor nació de los alumnos, pero fue apoyada por la directiva y apoderados del colegio. Esta situación provocó que el profesor del ramo tuviese que solicitar una licencia médica psiquiátrica de dos meses, la que fue aceptada por el Instituto de Seguridad del Trabajo (IST). Luego de terminar su descanso, fue enviado a terminar su contrato al Liceo Presidente José Manuel Balmaceda, otro liceo municipal de la comuna.

Finalmente, el 31 de diciembre de 2018, el director del establecimiento, Omar Baquedano, le entregó la carta de despido al profesor, poniendo como fecha de fin del contrato el 28 de febrero de 2019. Este documento fue firmado por la jefa del Departamento Administrativo de Educación Municipal (Daem), Claudia Carrillo.

El argumento para justificar el despido se atribuyó al “término del periodo por el cual se efectuó el contrato (Art. 72, letra d, Estatuto Docente)”.

Igualmente, el profesor recibió el decreto de la alcaldía -firmado por el edil subrogante Luis Mayorga- sobre su despido. Este sostiene que el motivo es la “reorganización de la entidad de administración educacional, en conformidad al informe de desempeño docente elaborado por el director del establecimiento, fundamentado en que el docente no se articula con los valores del Proyecto Educativo Institucional (PEI) y en concordancia con el Plan Anual de Desarrollo de la Educación Municipal (PADEM)”.

En una carta dirigida al alcalde de Independencia Gonzalo Durán, publicada por El Desconcierto, el profesor indica que: “Quizás me recuerde, alcalde, porque estuve sentado en su oficina comentado situaciones de discriminación, censura y acoso laboral ¿Recuerda? Sin duda, lo debe recordar y por eso decide sacarme de la comuna, debido a que le molestan los docentes que deciden alzar la voz ante la injusticia”.

Desde la Municipalidad de Independencia descartaron que el despido del profesor se relacionara con el conflicto por el libro de Lemebel, según El Dinamo. Incluso indicaron que fue el docente quien decidió no continuar en el liceo. 

En paralelo, otra profesora también fue desvinculada del establecimiento en una situación muy similar a la de su par. Su despido le fue informado la semana pasada y ella considera que tuvo que ver una actividad que realizó donde los niños debían dibujar  lo que para ellos era la tolerancia y la libertad de expresión. Una de estos trabajos mostraba a dos hombres besándose.

Según la docente, desde la Unidad Técnica Pedagógica (UTP) del colegio le llamaron la atención, diciéndole que “no se podía hablar de homosexualidad en la escuela” y que aquello evidenciaba su falta de criterio.

“El director me señaló que era por desempeño y cuando le pregunté cómo era mi desempeño no supo responder nada técnico. De hecho ni siquiera se le preguntó a mi coordinadora del programa de integración sobre mi evaluación. Entonces, frente a esta situación, yo deduzco que mi despido es por mi pensamiento distinto, porque yo he dejado en claro que este es un colegio machista, sexista, y eso también ha afectado mi adaptabilidad acá“, comentó al mismo medio.