Este miércoles dos mujeres entraron al templo Sabarimala de Kerala, ciudad ubicada en el sur de la India, y de este modo, se convirtieron en las primeras que lo consiguen en siglos.

Esto luego de que en septiembre pasado el Tribunal Supremo de ese país levantara la prohibición para quienes tuvieran entre 10 y 50 años, en edad de menstruar, y según la tradición, impuras.

Sin embargo, pese a que muchas lo intentaron, no lo consiguieron debido a que el rechazo de la población fue tan grande que la fuerza pública se vio impedida para controlar la ola de protestas.

De hecho, el organismo que gestiona la seguridad del templo les pidió a las mujeres, a finales de 2018, no visitar el lugar precisamente “por motivos de seguridad”. “Si una mujer joven viene a rezar en un momento en el que miles de devotos se encuentran aquí podrían ocurrir problemas”, dijo el director de Travancore Devaswom Board.

En tanto, luego de lo que sucedió hoy, cientos de personas se manifestaron como rechazo en Kerala, mientras que los dos principales partidos políticos de la India reaccionaron con críticas, llamaron a la movilización y ha aumentado el temor a una respuesta violenta por parte de grupos conservadores hindúes.