Pensar en cómo incluir en las demandas a las mujeres más excluidas de la sociedad es uno de los desafíos que debe tener el movimiento feminista, según María Emilia Tijoux, académica de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile.

La coordinadora de la cátedra Racismos y Migraciones en la Chile conversó con Rayén Araya en #AquíYAhora en el primer programa del año sobre lo que viene para el 2019 y las deudas que dejó el 2018.

“Uno debería ver como más cercano el movimiento feminista a lo que le sucede a las mujeres inmigrantes“, comentó la académica que también forma parte de “No Hay Una Sola”, la serie documental exclusiva de El Desconcierto que recoge y explora el feminismo a través de la vida de siete mujeres como la misma Tijoux, Andrea Ocampo y Daniela Catrileo, entre otras.

En la misma línea de los desafío, Tijoux profundiza que “todavía falta para que el movimiento feminista se acerque mas a lo que les sucede las mujeres que están en los lugares más excluidos de la sociedad“.

“No hablo solo en las inmigrantes, pienso en las personas que están en las cárceles, en las calles, a las más pobres del país”, apuntó la académica de la Casa de Bello, quien también destaca la urgencia “hacer un trabajo particular para un acercamiento comprensivo de lo que le sucede a las mujeres que están en el lugar de gran exclusión y ahí nos falta por recorrer y tomar conciencia sobre aquellas que no vemos”.

También desde la arista de la inmigración, criticó que se hagan diferencias a la hora de hablar de extranjeros o inmigrantes ya que para ella “se ha hecho una suerte de división tajante, extraña”, ya que “cuando se habla de inmigrantes se habla de siete nacionalidades: Perú, Bolivia, Colombia, Ecuador, Haití, República Dominicana, Venezuela, pero no se piensa que la migración atañe a todos los países del mundo”.

“Se han establecidos diferencias radicales y tiene obviamente de ribetes racistas o que vienen de la xenofobia“, acotó.

Finalmente, cuestionó el proceso liderado durante 2018 por el presidente Sebastián Piñera y el Ministerio del Interior al que han llamado de regularización de ciudadanos extranjeros en el país, especialmente de las comunidades haitianas: “Los inmigrantes no pueden trabajar y hay que preguntarse si no pueden dar de comer a sus hijos, educarse o movilizarse, a qué empuja esto. Empuja a la precarización del trabajo informal y hay que ver a quién le conviene esto”.

Revisa la entrevista completa desde el minuto 33 a continuación: