$136.362.694 es el monto que ordenó el 24° Juzgado Civil de Santiago que pagara el fisco, a modo de indemnización, a la familia de Patricio Andrés Ampuero del Solar, quien falleció el 12 de octubre en 2014 producto de un accidente de tránsito provocado por una radiopatrulla de Carabineros durante una persecución policial.

La magistrada Patricio Ortiz von Nordenflytch estableció que el Estado tenía responsabilidad en la muerte del conductor en Peñalolen en el accidente vehicular que ocasionó la maniobra de Óscar Galindo Saravia, quien iba al volante del móvil policial la madrugada de ese día, cuando la víctima transitaba por la intersección de Las Parcelas con avenida Consistorial, momento en que fue impactado violentamente por el vehículo fiscal de la 53ª Comisaría.

Este efectivo policial también falleció pero en junio del 2018 cuando realizaba un control policial.

En el documento de la sentencia se indica que se acoge la demanda “en cuanto se otorga, como de indemnización de perjuicios y por concepto de daño emergente” la suma de $3.362.694 para el padre Patricio Ampuero Sánchez y la de $8 millones para la madre Jessica del Solar Vargas. Montos a los que se suman a los $50 millones para los padres, por concepto de daño moral, y $25 millones para la hermana menor, S.P.A.

En tanto que sobre la responsabilidad que le correspondía a Galindo Saravia, el tribunal expuso que el funcionario policial “no se percató de la luz roja que enfrentaba cuando perseguía a otro vehículo, ocupado por presuntos delincuentes, ni se detuvo para evitar o esquivar la colisión con el vehículo que conducía la víctima fatal del choque que es materia del presente juicio”.

Es por lo anterior que se concluyó que “ha resultado probado el requisito de la existencia de dolo o culpa, en el caso particular, de la culpa del funcionario policial que provocó el accidente de tránsito, con resultado fatal”.