Gabriel Boric ha sido el blanco que la derecha chilena eligió para estrenar el 2019. Todo por una polera. La polémica partió a raíz de un video del programa musical de Youtube “El Disco”, presentado por Juaniya, y difundido en junio de 2017. En él, el diputado frenteamplista recibe, al final de la entrevista musical, una polera del ideólogo de la dictadura y ex senador Jaime Guzmán con un disparo en la cabeza.

El video se hizo viral luego de que el ex candidato presidencial José Antonio Kast lo compartiera a través de sus redes sociales el 31 de diciembre. Desde entonces, el parlamentario ha sido sometido a un juicio público de parte de representantes políticos, medios (columnistas incluidos), gobierno y de la opinión pública en general.

La construcción de la controversia llegó inmediatamente de la mano de la UDI, cuando sus diputados pidieron sancionarlo a través de la Comisión de Ética y le exigieron mezquinamente que asumiera “una actitud varonil” y declarara “lo que piensa del crimen de Guzmán, que no es otra cosa que lo avala, lo aplaude y lo justifica”. Sorprendentemente, Boric decidió responder la provocación y pidió disculpas por “no haber reaccionado de la manera correcta” y señaló que “lo que debería haber hecho es rechazar esa polera de contenido inadecuado”.

Pero Boric no ha sido el único damnificado por esta ridícula polémica. La empresa fabricante de las poleras, Del Mal Heretic Clothing, que tiene otros modelos como uno con la cara de Lucía Hiriart también con un disparo en la cabeza y otra con la de Felipe Camiroaga con una cruz satánica en la frente, ha cerrado su página de Facebook y ha convertido en cuenta privada su página de Instagram. Además, el programa musical “El Disco” también ha cerrado su fan page.

poleras

En medio de las reacciones de unos y otros, la derecha y los medios han aprovechado este estéril debate para cargar contra la figura de Boric, deslegitimarlo y ponerlo en evidencia ante la opinión pública. Estos son los tres momentos de oportunismo que dejó la “polémica” de la polera de Jaime Guzmán.

1. La vocera de Gobierno se refiere al tema

“Cuando uno ve que hay conductas reiteradas de un líder de la izquierda de nuestro país como es el diputado Boric, que se junta con terroristas, que festeja la entrega de una polera donde aparece el único senador asesinado en democracia, no respetando y teniendo una actitud poco humana hacia el dolor de sus familiares y también hacia el dolor de aquellos que conocieron al senador Jaime Guzmán, que lo respetan y que lo quieren, no se condicen con un liderazgo responsable”. Fueron las palabras de la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, en su primera aparición pública del año.

El presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, también se refirió al tema: “Lo toma [la polera] en tono jocoso, que no se esconda hoy día pensando que la gente es tonta”. Y agregó: “Festina con la polera, aprueba lo que sale en ella y no puede decir que no sabía lo que estaba recibiendo”.

cecilia pérez

/ Agencia Uno

2. La encerrona de la UDI en el Congreso

Parlamentarios gremialistas exhibieron carteles de la imagen del parlamentario con la polémica polera de Jaime Guzmán baleado. El diputado Juan Antonio Colomafue el encargado de abrir el debate en la Cámara: “Tus hechos desmientes tus disculpas”, dijo Coloma directamente al magallánico. Luego continuó: “¿Podemos decir que las risas o las burlas de Gabriel Boric al ver la polera de Jaime Guzmán son un hecho aislado? No, presidente. No podemos decir que son hechos aislados […] ¿Hay algo más miserable que reírse de una persona asesinada? ¿Hay algo más miserable que reírse de los asesinos de un senador en democracia? ¿Hay algo más miserable que reunirse en París a escondidas con el asesino material de Jaime Guzmán? Desde la UDI creemos que no”.

Al final de su intervención, Coloma exigió al diputado Boric pedir disculpas por el episodio de la polera pero también por “haber defendido al comandante Ramiro, por haberse reunido con Palma Salamnca, por haberse en los hechos burlado de la familia de Jaime Guzmán”. Ante el emplazamiento, Boric pidió hacer uso de su derecho a réplica, pero desde la UDI se opusieron. A la salida de la sesión, el diputado volvió a insistir: “No tengo ningún problema en reconocer con total humildad el error en mi reacción […] Pero que no se equivoquen. Nosotros no somos como ellos. No avalamos en nuestro país una dictadura criminal y no la seguimos relativizando“, dijo acompañado de la diputada Gael Yeomans (IL) y Jorge Brito (RD). Y agregó que desde la UDI “no pueden pretender hacer un juicio público que ponga en duda las convicciones que he defendido permanentemente. Pero esto no se trata de mí, sino de un proyecto político. Estamos como bancada y respondemos como bancada”.

UDI boric

/ Agencia Uno

3. La amplificación de los medios

Se nota que llegó el verano y los medios tienen que amplificar simples anécdotas del pasado para conseguir enganchar a los lectores. La “polémica” de la polera ha copado los titulares de la prensa generalista durante los últimos dos días. Y no sólo titulares y cabeceras. El debate ha llegado a los espacios de opinión que se han reservado para temas como el asesinato de Catrillanca por parte de Carabineros, la corrupción política o el movimiento estudiantil feminista. Dos ejemplos: una columna de La Tercera de Cristián Valenzuela, titulada “El Patrón del Mal”; o la editorial de Daniel Matamala en su programa 360º de CNN. “De él se espera empatía por los deudos y responsabilidad ante un cobarde asesinato”, dijo el periodista. De hecho, es chistoso que en el video en el que se lo ve recibiendo la polera, Boric bromea: “La voy a llevar a CNN”.