El recién asumido presidente de Brasil, Jair Bolsonaro comentó este jueves que podría autorizar “en un futuro” la instalación de una base militar de Estados Unidos en territorio brasileño. Con esto el mandatario busca estrechar relaciones de alianza con el país norteamericano.

“Según lo que pueda llegar a acontecer en el mundo, quién sabe si tengamos que discutir esa cuestión en el futuro (…) La cuestión física puede ser hasta simbólica. Hoy en día el poderío de las fuerzas armadas americanas, chinas, rusas, alcanza a todo el mundo independientemente de la base”, declaró el exmilitar a los medios brasileños.

Dentro de sus primeras reuniones, Bolsonaro se juntó ya con el secretario de Estado de EE.UU, Mike Pompeo para discutir sobre el incremento de la cooperación en el ámbito de los negocios y en el combate a “los regímenes autoritarios” como los de Venezuela o Cuba, según su parecer.

“Mi aproximación con Estados Unidos es económica, pero puede ser bélica también. Podemos hacer un acuerdo en esta cuestión. No queremos poder un superpoder en América del Sur, pero a mi entender debemos tener una supremacía”, indicó Bolsonaro.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro hace poco apuntó a EE.UU de ser responsable de generar  incidentes armados en las fronteras de Venezuela con Colombia y Brasil, para luego justificar una posible intervención militar.