El pasado martes 1 de enero, un hombre identificado como José David Muñoz (60) y otro sujeto fueron forzados a sentarse en una tina con agua hirviendo por dos personas que hasta el momento permanecen en libertad. El primero se encuentra internado de gravedad en el Hospital Clínico de Magallanes, mientras que el otro se encuentra en mejor estado hospitalizado en Porvenir.

Erin Ruiz, sobrina de Muñoz, aseguró que se trata de “un ataque homofóbico por la condición sexual” de su tío. “Nosotros nos enteramos al momento en que lo fuimos a ver y nos contó que dos personas llenaron una tina de agua hirviendo y lo sentaron ahí. En este momento tiene comprometido el recto, los intestinos y sus partes intimas“, comentó la joven.

Las graves lesiones que sufrió el hombre lo tienen bajo la supervisión de la Unidad de Cuidados Intensivos del centro de salud, con un diagnóstico poco alentador.

Este viernes la familia del afectado comenzará a hacer las diligencias ante la Fiscalía para buscar justicia por la agresión a este hombre. “Mi tío nos dio los nombres de las personas involucradas y los puede identificar perfectamente. Nosotros estamos ahora haciendo las denuncias correspondientes, porque Carabineros de Porvenir no nos dio ninguna respuesta”, aseguró la familiar.