La mañana de este viernes cerca de las seis de la mañana, un carro lanza aguas derramó de forma accidental en las calles de Santiago Centro la sustancia lacrimógena concentrada que utiliza Carabineros para dispersar marchas y manifestaciones.

El derrame se dio a partir de una fuga en el vehiculo perteneciente a la prefectura de Fuerzas Especiales (FF.EE.) de Carabineros, el que dejó caer al piso más de 10 litros del gas CS (químico utilizado para las lacrimógenas) por más de cuatro cuadras, incluyendo las veredas.

Según la versión entregada por Carabineros, el “guanaco” tuvo un desperfecto en el sensor de la manguera que conduce al estanque de almacenaje del líquido.

Por su parte, a eso de las 6.30 de la mañana, Bomberos envió a su brigada especializada en emergencias químicas HazMat hasta la intesección de Bascuñán Guerrero con Antofagasta para analizar la problemática y dar prontas soluciones.

Más tarde, un nuevo carro lanza aguas apareció para limpiar el químico de la calle, pero no fue posible retirarlo del todo, generando problemas a los residentes y transeúntes del sector a causa de la alta concentración del liquido.