Conmoción mundial ha generado la muerte repentina de la joven periodista Bre Payton, conocida por su trabajo como comentarista y redactora de The Federalist. La comunicadora de 26 años también se había desempeñado además en medios como Fox News, Fox Business Channel y One America News Network.

El pasado jueves 27 de diciembre, Payton fue encontrada “inconsciente y apenas respirando”, según consigna el Daily Mail. Solo un día después falleció, dejando numerosas interrogantes, que fueron despejadas por una tomografía computarizada y otras pruebas tras su muerte: así se descubrió que la joven murió por causa de la gripe H1N1 y meningitis.

El hecho llamó la atención, dado el supuesto rechazo público de la comunicadora hacia las vacunas. En 2011 comenzó a referirse al tema en redes sociales y escribió que “las vacunas son del demonio”. Incluso, hace unas semanas, Payton se manifestó en contra de la idea de la atención media asequible como derecho humano. 

Pese a que la  gripe H1N1 es un subtipo de influenza con síntomas similares a la gripe común, las personas que no han tomado cuidados paliativos, como las vacunas, y que mantengan otras enfermedades o problemas de salud pueden adquirir el virus de forma más agresiva.

Sin embargo, Benjamin Domenech, editor de The Federalist, envió una aclaración a todos los medios que difundieron la noticia, asegurando que “han utilizado un tuit suyo de cuando era tan solo una adolescente para describir a Bre como parte del movimiento anti-vacunas. Esto es extremadamente irresponsable y engañoso. En su contexto, Bre fue una joven con un buen sentido del humor y en el tuit se burlaba de su estado natal, California, donde estaban disminuyendo las tasas de vacunación”.

Domenech agregó que “en todos los años en que trabajó con nosotros en The Federalist, donde escribió más de 1.000 artículos, nunca emitió ni una sola nota oponiéndose a la vacunación”.