Un operativo de rescate de más de 15 horas tuvo que sortear el puma que quedó atrapado en el árbol del antejardín de una casa en Lo Barnechea. Sin embargo, pese a que la caída del animal alertó a varios durante la jornada del pasado jueves, el animal se recupera bien y podría ser liberado durante la próxima semana. 

El puma causó noticia en todo el país e incluso traspasó la frontera: al final del día, agencias como Reuters daban cuenta de la dramática caída que el animal sufrió tras recibir un dardo anestésico. Su rescate provocó un gran operativo en calle Pastor Fernández, cerca de la Puntilla, donde fue encontrado.

Funcionarios del Zoológico Metropolitano lograron impactar al animal con un tercer dardo, tras dos intentos fallidos. Posterior a su caída, según los encargados, se encuentra estable y fuera de todo riesgo.

Alejandra Montalba, directora del zoológico, sostuvo que se trata de “un animal que estuvo bajo mucho estrés durante muchas horas, por lo tanto, lo más importante era alivianar un poco es carga. Todavía seguía un poco anestesiado, pero ya en el transcurso de la tarde pudimos darnos cuenta que el animal estaba alerta, que estaba activo”.

Por ahora, equipos especializados se mantienen a cargo del puma, cuya condición de salud será evaluada diariamente. “Si todo sale bien, ya la próxima semana, incluso, (podríamos) liberarlo de vuelta a su hábitat”, adelantó Montalba, descartando que el animal quede en cautiverio.

Las autoridades no descartan que el puma se haya trasladado desde el Santuario de la Naturaleza El Arrayán, un complejo colindante al sector. En tanto, ayer el director nacional del SAG, Horacio Bórquez, fue blanco de críticas al asegurar que “la reproducción de pumas está siendo cada vez mayor. Entonces, también hay que medir qué nivel de población estamos teniendo en cada parte del país”.