Diego Armando Maradona abandonó ayer viernes el Hospital de Buenos Aires donde ingresó por un chequeo de rutina en el que se le descubrió un sangrado intestinal sin gravedad.

Sin embargo, el ex astro del fútbol argentino aprovechó su estadía en el país trasandino para hablar de la política de su país al inicio de un año electoral.

Según consigna Exitoína, en medio de una conversación radial donde agradeció a quienes se preocuparon por él, el ex jugador sostuvo que para este año 2019 “lo único que le pido a Dios es que se vaya Macri y que la gente coma, y que la gente no le haga caso a los que hoy gobiernan el fútbol. Que sigan con la misma pasión de toda la vida, la que heredamos de nuestros padres”.

Además de esto, Maradona habló de su paso por el recinto hospitalario. “Entré a la clínica con 58 años y salí con 50, para los estúpidos de siempre. Ya me río, digo lo que pienso. No me pienso callar aunque vengan con todos los monopolios del mundo, yo voy a decir la mía, porque me vienen a buscar, yo no les toco el timbre a ellos”, afirmó.

Ahora, Maradona prepara su regreso a la banca de los Dorados de Sinaloa donde tiene contrato por los próximos 6 meses.