La Policía de Phoenix, Arizona y el Departamento de Servicios de Salud (ADHS) se encuentra investigando un caso de abuso sexual en un centro médico luego de que una mujer en estado vegetal diera a luz el pasado 29 de diciembre, causando la sorpresa de familiares y profesionales del reciento.

El personal médico del centro de Hacienda HealthCare se dio cuenta de la situación debido a los gemidos de la mujer que en ese momento se encontraba en trabajo de parto.

La mujer lleva más de diez años en estado vegetal a causa de un accidente de asfixia, por lo que al no haber posibilidad de consentimiento explicito, se habla de abuso sexual. 

ADHS anunció una investigación en el lugar para revisar y garantizar la  la salud y seguridad de los pacientes, verificando que la instalación cumpla con todas las normativas y regulaciones legales.

Los medios locales han informado que varias personas tenían acceso a la habitación de la mujer sin mayor fiscalización. Desde esta semana, el recinto cambió sus políticas de atención, prohibiendo el ingreso de personal masculino a las habitaciones de pacientes femeninas, a menos de que estén acompañados por alguna trabajadora del lugar.

Desde Hacienda HealthCare indicaron que no pueden referirse al caso, puesto que por ley no pueden dar declaraciones sobre los pacientes o los casos que se encuentren en investigación