Esta madrugada Carabineros desalojó desde las inmediaciones de la Municipalidad de Ercilla, tras 12 días de toma, al grupo de comuneros mapuche que mantenía la ocupación del recinto. Los manifestantes pedían que el alcalde de la comuna, José Vilugrón, asuma su responsabilidad política en el asesinato de Camilo Catrillanca a manos del Comando Jungla. 

La ocupación se mantenía desde el 27 de diciembre hasta hoy, cuando 70 efectivos de Fuerzas Especiales y varios agentes de la PDI sacaron a los manifestantes del recinto y detuvieron a seis personas que opusieron resistencia.

Según el mayor a cargo del procedimiento David López, la alcaldesa subrogante Silvia Pailahueque fue quien solicitó a la Fiscalía la orden de desalojo.

“Se pudo detener a seis personas simplemente por el hecho que se opusieron tenazmente a la acción de Carabineros en el intento de desalojar”, indicó el mayor.

Paralelamente, a estas horas se mantiene la tomada la Municipalidad de Collipulli por parte de comuneros mapuche que comenzó el 3 de enero. En este caso, también se espera un eventual desalojo.