“Queda clara la responsabilidad constitucional del ministro Chadwick con respecto al asesinato del weichafe Camilo Catrillanca”.

Así de tajante fue la diputada Emilia Nuyado este martes, luego de que se dieran a conocer nuevos antecedentes relacionados al a muerte del joven de 24 años en la comuna de Ercilla, los que apuntan a las responsabilidades que le corresponden al ministro del Interior, Andrés Chadwick, al estar en conocimiento de que el asesinado peñi estaba desarmado al momento de que el Comando Jungla comenzara a disparar.

Es en ese contexto que la parlamentaria que se encargó de la interpelación al secretario de Estado en diciembre señaló, en conversación Rayén Araya en el programa #AquíYAhora, que “queda claro que él sabiendo, y siguiendo el mismo actuar que se tuvo en las administraciones anteriores, hay complicidad para que se genere un montaje“.

“El ministro siempre señaló haber usado todas sus formas para aclarar el asesinato, pero queda claro que finalmente desde el inicio contó con la información. Él señaló que le fueron llegando antecedentes desde Carabineros y decía que como nunca, como ningún ministro en gobiernos anteriores, ellos habían actuado de manera rápida, inmediata”, recordó Nuyado.

Te puede interesar: Emilia Nuyado, la “india” que levanta la voz por su pueblo

Los nuevos antecedentes que salieron a la luz fueron recogidos de las declaraciones del general Mauro Victtoriano a la Fiscalía, donde señala que el ministro fue informado que Catrillanca estaba desarmado al momento de su asesinato. Ante esto, el titular de Interior se excusó diciendo que si bien la comunicación efectivamente existió, “se cortaba y se escuchaba mucho ruido”.

Es por lo anterior que la legisladora por el distrito 25 de la Región de Los Lagos asegura que “nadie le puede creer al ministro Chadwick que haya tenido interferencia en el llamado, que no haya podido escuchar lo que le decía, que no haya podido entender, o estaba tan sordo como para no haber solicitado antecedentes por escrito”.

“Hoy tenemos antecedentes suficientes para una acusación constitucional, pero también la oposición le está dando la oportunidad de que renuncie, tanto él como el subsecretario (Rodrigo) Ubilla”, explicó la diputada, quien lamentpo que “como se trató del asesinato de un mapuche, hubo tiempo para planificar un montaje“.

En la misma línea indicó que “hubo tiempo, donde el ministro en su rol político estuvo callado, siendo cómplice de las torturas que recibió el joven -menor de edad -que acompañaba a Catrillanca cuando fue asesinado”.

La parlamentaria también puso sobre la mesa la información entregada por el mismo general Victtoriano que apunta a que “el ministro contó con la información a las 18:30 horas del mismo día 14 de noviembre”.

“No haber actuado implica que no asumió su responsabilidad constitucional”, sostuvo Nuyado, quien recordó también que pese a haber tenido la información de lo que de verdad sucedió en el operativo “saca un comunicado hablando de un delito común ¿Qué es eso? Eso es denigrar, ofender, estigmatizar la imagen del weichafe Catrillanca, del pueblo mapuche, de la comunidad, y mentirle al país“.

Finalmente, pone en evidencia que Chadwick “sabiendo lo que había ocurrido, él espera al día siguiente mientras se estaba torturando un niño. ¿Cómo le va a responder al país que le mintió? Se le esta dando la oportunidad de que renuncie, pero sino, es importante que la oposición prepare la acusación constitucional.”

“A la hora que ocurren las declaraciones ya estaba planificado el montaje. Esto es premeditado, es algo que se estaba buscando ejecutar. El ministro debe dar un paso al lado o pasar por una acusación constitucional. Lo que hizo Chadwick fue mentir”, zanjó.