Una antigua victima del profesor y orientador del Colegio Don Bosco de Rancagua, Julio César Barahona Rosales (58), alertó al establecimiento y a la Fiscalía Regional de O’Higgins de que el ahora detenido no debía estar en contacto con niños debido a sus anteriores delitos de corte sexual contra menores.

En 1991 el docente había sido removido de su cargo como diácono a través de un juicio canónico que le impedía continuar con su carrera religiosa tras incurrir en atropellos de connotación sexual contra cuatro menores de edad mientras era profesor de Religión en Arica. Sin embargo, éste detalle no había sido comunicado a la justicia civil ni a sus empleadores en el colegio.

Desde la casa de Baharona fueron incautados dos celulares y un disco duro que almacenaban 708 documentos de fotos y videos de menores de edad en actos sexuales. Igualmente, se conoció que el ex profesor mantenía relación con doce jóvenes a quienes pedía registros sexuales.

Por ejemplo, según informó La Tercera PM, Barahona propuso a varios menores de edad un “campeonato de masturbación online” donde él determinaría quien era el ganador luego de que le enviaran los videos del acto.

Igualmente, el ex orientador distribuyó los registros de una joven entre algunos ex alumnos del colegio, a quienes advirtió que se trataba de “una niña menor”.

Por el momento, el hombre permanece en prisión preventiva mientras espera las investigaciones y posterior condena por el delito de almacenamiento y distribución de material pornográfico infantil