Luego de que Jim Yong Kim renunciara a la presidencia del Banco Mundial, varios nombres han circulado como propuestas para reemplazarlo. Una de ellas es la ex mandataria chilena Michelle Bachelet.

La ex presidenta fue candidateada, mediante una columna en el reconocido medio económico Financial Times, por el el profesor y director del Centro de Políticas de Desarrollo Global de la Universidad de Boston, Kevin Gallagher. El experto propone a Bachelet porque el Banco Mundial necesita un “un líder reconocido a nivel global y con un fuerte historial de desarrollo”.

La ex mandataria tiene una extensa carrera política que comenzó con ella como ministra de Salud el 2000 y como ministra de Defensa en 2002, bajo el gobierno de Ricardo Lagos. En 2006 asumiría por primera vez la presidencia de Chile, cargo que obtuvo nuevamente en 2014. En la Organización de Naciones Unidas se ha desarrollado como presidenta de ONU Mujeres en 2013 y como Alta Comisionada de Derechos Humanos desde el 2018. Asimismo, ofició como presidenta pro tempore de la Unasur en 2009 y en la Alianza del Pacifico en 2017.

Según Gallagher, la importancia del cargo radica en que  “no solo están en juego las perspectivas de cumplimiento de los objetivos de desarrollo establecidos en el mundo, sino también el futuro del sistema multilateral”.

Sobre la crisis de credibilidad que experimenta el organismo, el columnista considera que “para recuperar la legitimidad y relevancia del Banco Mundial, sus miembros deben nominar a un conjunto de candidatos, debatir sobre esos candidatos y elegir rápidamente a una persona como candidato colectivo para enfrentarse al candidato del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump”.

Gallagher también propone otros nombres como el ex ministro de Finanzas de Brasil, Nelson Barbosa o al ex economista jefe del Banco Mundial, Justin Yifu Lin.