El nombramiento de autoridades sigue siendo uno de los puntos débiles del gobierno de Sebastián Piñera, pese a la renuncia de Fernanda Bachelet (27), quien había sido designada como agregada comercial en Nueva York, y despertó grandes críticas debido a que es hija de Ricardo Bachelet, gran amigo del presidente.

Este miércoles surgieron nuevos cuestionamientos hacia su administración, luego de que se conociera del nombramiento de Benjamín Salas Kantor como asesor internacional para el próximo encuentro del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), quien también tiene 27 años y es hijo de la ministra del Deporte, Pauline Kantor.

Al igual que en el caso de Bachelet, la designación de Salas se trató de una decisión presidencial y durante esta jornada la Subsecretaría de Relaciones Exteriores defendió el nombramiento, que no es remunerado, asegurando que tiene “las más altas credenciales jurídicas y profesionales”.

A ella se sumó esta tarde la propia ministra del Deporte, Pauline Kantor, quien también salió en defensa de su hijo: “Creo que el currículo de Benjamín habla por sí solo. Él entró a trabajar al Gobierno el 2016, en el Gobierno de la Presidenta Bachelet, y hoy día integra el equipo de asesores que es liderado por Cristián Larroulet. Yo creo que tiene todas las competencias para hacerlo muy bien”.